•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La empresa distribuidora de energía dispone de un plan para atender en el menor tiempo posible las emergencias que por las malas conexiones eléctricas se produzcan en los mercados de Managua, según datos de la compañía.

Dicho plan contempla la creación de un Comité de Seguridad y Emergencia en la empresa, que se activa ante los casos de desastres y eventos de fuerza mayor que ocurran en los mercados, precisaron fuentes de la distribuidora.

El plan que ejecuta la empresa Disnorte-Dissur se lleva a cabo en coordinación con la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.

“(Es) tanto para eventos como el que (se) cita, como para cualquier otro de carácter excepcional y fortuito (…) así como los recursos a disponer, para afrontar y solventar en el menor tiempo eventuales acontecimientos que pongan en riesgo a las personas”, manifestó la fuente.

Los mercados de Managua acumulan una deuda que alcanza C$108.45 millones por el servicio de energía eléctrica.

Desorden en las calles

Se estima que en los mercados capitalinos existen 15,005 clientes que tienen cuentas pendientes con la empresa, es decir, deuda por no pagar el servicio.

Debido a la poca incidencia de clientes o comerciantes normalizados, es decir, que “reciben energía a través de su medidor en condiciones de seguridad y calidad”, la distribuidora decidió activar el plan de emergencia ante la considerable cantidad de conexiones ilegales que existen en los centros de compras populares.

El desorden en las calles como las del Mercado Oriental, considerado el centro más grande del país, la falta de acceso y la movilidad misma de los comerciantes, son factores que afectan la atención que pueda brindar la distribuidora.

Para los reclamos o solicitudes de nuevos suministros de los comerciantes, así como para el pago de factura, el comerciante dispone de una unidad de gestión exclusiva en cada oficina, detalló la distribuidora.