elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades de Nicaragua incineraron 5,500 armas ilegales, desde fusiles hasta lanzagranadas, que decomisaron en los últimos seis años, informó el lunes a Acan-Efe una fuente policial.

El armamento, compuesto por 2,385 fusiles, 1,564 revólveres, 817 pistolas, 488 escopetas, 161 armas artesanales, 72 subametralladoras, dos ametralladoras y 11 lanzagranadas, fue incinerado el pasado viernes.

El jefe de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones, DAEM, de la Policía Nacional, comisionado mayor Luis Pérez, dijo este lunes a Acan-Efe que se trataba de armas incautadas en los últimos seis años a ciudadanos que no estaban autorizados para portarlas, o a personas involucradas en actos delictivos.

Esta es la primera vez en seis años que las autoridades nicaragüenses incineran armas ilegales.

La última fundición se hizo en 2007, cuando 12,998 armas fueron eliminadas, según la DAEM.

Con auspicio de PNUD

La incineración del pasado viernes, en un horno convencional del ingenio San Antonio, en el occidente de Nicaragua, costó US$200,000, y fue auspiciada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, dijo Pérez.

La Policía nicaragüense realiza gestiones con el PNUD para adquirir un incinerador de armas adecuado, señaló el jefe policial.

Datos de la DAEM indican que en Nicaragua existen 138,000 armas que circulan de forma legal, sin que exista hasta ahora un cálculo sobre la cantidad de armamento ilegal.

Según la Policía Nacional, Nicaragua está entre los países más seguros de Centroamérica, con una tasa anual de homicidios de 11 por cada 100,000 habitantes.