•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una importante reducción de hechos delictivos y sangrientos reporta la Policía Nacional en las primeras horas de 2014, en comparación con el inicio de 2013 y las recién pasadas fiestas de Navidad.

El comisionado César Cuadra Solórzano, segundo jefe de Relaciones Públicas de la Policía, dijo que durante las festividades que marcaron el final de un año y el inicio de otro solo hubo un homicidio en todo el territorio nacional.

Este hecho delictivo ocurrió durante una riña callejera en el barrio Villa Reconciliación, en Managua, subrayó el vocero policial. El año anterior hubo tres homicidios en las mismas festividades, según lo informado hace un año por las autoridades policiales.

Fallecido sin identificar

En el inicio de 2014, la Policía solo reporta un fallecimiento por accidente de tránsito: una persona del sexo masculino cuyo cuerpo sin vida fue encontrado a la altura del kilómetro 25 de la Carretera Panamericana Norte, subrayó el vocero policial.

Durante el 31 de diciembre de 2013 y las primeras horas del 1 de enero de 2014 fueron arrestadas 122 personas: 40 por delitos y 62 por faltas penales, 19 de estas relacionadas con accidentes de tránsito, dijo el comisionado Cuadra.

En los festejos de Año Nuevo la Policía solo reportó 203 denuncias por delitos y faltas en los 153 municipios del país, 49 accidentes de tránsito y 12 lesionados, lo que según el comisionado Cuadra es inferior a lo registrado en años anteriores.

Incautan armas y juegos pirotécnicos

Lo que sí aumentó en las fechas antes mencionadas fue la incautación de juegos pirotécnicos que eran vendidos por personas no autorizadas o en lugares no indicados por las autoridades policiales y bomberiles, dijo Cuadra.

Entre la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1 de enero, la Policía incautó 1,685 unidades, y ocupó 11 armas de fuego a personas que incumplieron la disposición policial de no portarlas durante los festejos de Año Nuevo.

Matan a joven en Estelí

El inicio de 2014 estuvo marcado por el deceso de Osmar de Jesús Flores Arancibia, de 23 años, alias el “Tico”, quien a eso de la 1:00 a.m. de este primero de enero recibió un balazo en la frente y murió de inmediato.

El cuerpo del joven fue trasladado por un grupo de personas a unas dos cuadras al norte del sitio donde recibió el impacto de bala, en la parte sureste del barrio La Comuna, al oeste de la ciudad, una zona altamente conflictiva.

Posterior a esos hechos, cuando se presentaron el equipo de medicina forense y peritos de criminalística, decenas de pandilleros agredieron a la Policía a morterazos, pedradas y garrotazos, por lo que los uniformados tuvieron que marcharse del sitio para evitar mayores consecuencias.