•  |
  •  |
  • END

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció ayer sábado que desistió de participar en la XVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en San Salvador del 29 al 31 de octubre, debido a problemas de seguridad.

“Acabo de suspender mi viaje a El Salvador a la Cumbre Iberoamericana porque no se me garantiza la vida”, dijo Chávez en un acto con empresarios en Maracaibo (500 km al noroeste de Caracas).

El mandatario indicó que en los últimos días recibió “una serie de informaciones” preocupantes sobre el tema de la seguridad.

Chávez sostuvo, además, que en Centroamérica “hay militares (venezolanos) protegidos por algunos gobiernos centroamericanos, por la CIA y el FBI” que tienen planeado atentar en su contra.

También mencionó a “las mafias cubanoamericanas de (Luis) Posada Carriles”, condenado en Venezuela por la voladura en 1976 de un avión civil en el que viajaba un grupo de deportistas cubanos.

El próximo 28 de octubre Chávez realizará una visita a Ecuador, y el 29 recibirá en Venezuela al presidente boliviano Evo Morales.

La Cumbre Iberoamericana, dedicada al tema “Juventud y Desarrollo”, abordará también la crisis financiera internacional.

El Salvador listo
En tanto, las autoridades de El Salvador declararon estar listas para recibir a partir de hoy domingo a las delegaciones de avanzada que participarán en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que la próxima semana analizará, además del tema central “Juventud y Desarrollo”, el impacto de la crisis financiera internacional.

La canciller salvadoreña, Marisol Argueta, aseguró que El Salvador --la más pequeña de las naciones centroamericanas-- está lista para albergar el cónclave, que es considerado “el evento de mayor magnitud” de toda la historia del país.

Mientras en el interior y en los alrededores del Centro Internacional de Ferias y Convenciones se han redoblado las medidas de seguridad, en los hoteles se observa un intenso movimiento en virtud de que comenzaron a registrarse delegaciones técnicas que hoy domingo tienen prevista la primera reunión.

Para constatar que la infraestructura esté a tono para iniciar la Cumbre, el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, realizó el viernes “una visita sorpresiva” al Centro de Ferias, ubicado en el sector oeste de la capital salvadoreña.

Tras recibir un informe de los jefes de área, Saca “felicitó” a los que han trabajado en el acondicionamiento de diferentes salones y en el anfiteatro de la Feria, donde la tarde del miércoles será inaugurado el evento que es considerado “histórico” para el país.

Más allá de las diferencias que puedan existir entre los gobiernos de izquierda y derecha en el continente, la canciller Argueta destacó el espíritu de unidad y el ambiente de distensión que prevalecen para tratar las diferentes temáticas.