•  |
  •  |
  • END

El irrespeto a la Ley Electoral se continúa dando en las diferentes entidades estatales. El viernes le tocó el turno a la Cancillería, en cuyos parqueos se paseaba esta camioneta con enormes banderas rojinegras y afiches del partido de gobierno invitando a votar en la casilla número dos. El conductor del vehículo, burlándose incluso, se atrevió enseñarnos con sus dedos de la mano su preferencia por esa casilla. ¿Hasta dónde llegará tanto acto punible sin que alguien haga valer la ley?