Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Los contralores colegiados decidieron esta semana aprobar auditorías especiales en la Asamblea Nacional, el Instituto Nicaragüense de la Mujer (INIM) y el Inifom, derivadas de los hallazgos de las auditorías de cumplimiento del Presupuesto General de la República del año 2006.

El vicepresidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, informó que la decisión la tomaron luego que en cada una de esas entidades se encontraran con “situaciones que llaman la atención” y que podrían concluir en la determinación de responsabilidades si las hubiera.

“Hay situaciones como el uso de gastos de capital que se utilizaron como gastos corrientes, se trata de montos que podrían ser altos o bajos, depende del ojo con el que se miren”, dijo el colegiado.

El análisis de la Contraloría al analizar la ejecución del Presupuesto de 2006 obligó a los colegiados a ordenar auditorías especiales en 13 de las 28 entidades del Estado revisadas, en las que se encontraron serias irregularidades, pero hasta ahora se emitirán las credenciales para las primeras.

El trabajo realizado por la Dirección General de Auditorías de la Contraloría abarcó el período comprendido entre el primero de enero de 2006 y el 31 de diciembre de ese año, y los resultados se basan en el alcance del 60 al 70 por ciento del presupuesto devengado, es decir, de los montos ejecutados por cada institución y sobre los que existía una obligación de pagos.

Las 28 entidades que fueron revisadas por el ente fiscalizador en la auditoría obtuvieron un presupuesto total de 16 mil millones 887 mil 615,039 córdobas, de los cuales se ejecutaron 15 mil millones 276 mil 101,43 córdobas, es decir, quedaron sin ejecutarse un mil 600 millones 513 mil 599 córdobas.

Aprueban contratación directa a Enacal
Por otra parte, Argüello Poessy dijo que decidieron aprobar en la sesión una petición de la presidenta Ejecutiva de Enacal, para contratar directamente la compra de 6 mil uniformes hasta por un monto de un millón de córdobas.

Indicó que ellos han insistido a las entidades que cumplan con sus calendarios de compras anuales, pero que siempre, por una razón u otra, piden nuevamente la exclusión de procedimientos. ¿Qué razones tuvo Enacal para no licitar con tiempo? Eso es algo que sólo los colegiados conocen, pero debió ser lo suficientemente válido como para que le aprobaran la solicitud.