•  |
  •  |
  • END

El periodista Oscar Antonio Álvarez, originario de la Isla de Ometepe, aseguró a EL NUEVO DIARIO la inocencia de su hermano Alexis Mendoza Álvarez, de 38 años, acusado junto a José René Mendoza Pérez, de 45 años y Pablo Antonio Meléndez Rodríguez, de 26, originarios de Managua, por el asesinato del ingeniero Carlos Alberto Moreira López, funcionario de la Empresa de Transmisiones Eléctricas (Enatrel).

La acusación de Verónica Reyes Vega, fiscal auxiliar de Managua, dice en su parte medular que entre las siete y diez de la noche del 22 de agosto del corriente año, los tres ahora detenidos, con el uniforme de la empresa interceptaron en la carretera a León a la víctima, a quien bajaron de la camioneta Land Cruiser blanca, placas M-028653, le propinaron golpes en el cuerpo y lo estrangularon.

Añade que a las 11:20 de la noche de esa fecha, José René Mendoza Pérez conducía el automotor, y entró junto a los otros dos para sacar un camión porque irían a una emergencia. Detrás de la camioneta iba el camión. A las 5:15 de la mañana fue informado el Distrito 8 de la Policía que en tierras de El Timal se encontraba --quemándose-- el cuerpo de una persona, que fue trasladado por efectivos policiales al Instituto de Medicina Legal, donde fue plenamente reconocido por familiares.

Álvarez Paisano aseguró que el 25 de junio de 2007, su hermano denunció por irregularidades en el ejercicio de sus funciones a Domingo Cáceres, Gerente de Transmisión y Jefe del Departamento de Centro de Control de Enatrel. Los contralores colegiados autorizaron la realización de la auditoría especial en esa empresa estatal acerca de los hechos denunciados.

“Lamento la muerte del ingeniero Moreira López, me solidarizo con su familia. Mi hermano no ha tenido la oportunidad de defenderse, fue el único que desafió y reclamó a Cáceres por los actos de corrupción. Mi hermano denunció contrataciones de empresas fantasmas y familiares, obviaban procesos administrativos para hacer contrataciones y se quedaban con los contratos”, expresó el periodista Álvarez.

Indicó que el 22 de abril del corriente año su hermano renunció a su trabajo en Enatrel, no tiene antecedentes criminales, y en la acusación se especifica que lo despidieron por problemas, lo cual considera falso.

Aseguró que tiene gran cantidad de testigos que aseguran que Alexis no se encontraba en Managua cuando ocurrió el robo agravado y asesinato del ingeniero Moreira López.

Acusado de corrupción encabeza acusación
A Oscar Álvarez le parece extraño que Domingo Cáceres, quien se volvió enemigo de su hermano cuando fue acusado con pruebas fehacientes por corrupción, encabece la denuncia por robo agravado y asesinato.

“Mi hermano grabó una conversación cuando Cáceres manifestaba a otras personas: “Ustedes no saben cómo he hecho para estar aquí”, en clara alusión a las irregularidades en sus funciones.

Como por arte de magia aparecieron mi hermano y los otros dos que no se conocen entre sí en la carretera a León interceptando un vehículo. He consultado con expertos en Derecho y me han dicho que insólitamente esta acusación, que tiene demasiadas inconsistencias, lleva un curso rápido”, dijo.

Instó a la primera comisionada Aminta Granera, Directora General de la Policía Nacional, a que instruya la profundización de las investigaciones de este caso, porque considera preocupante la influencia de Enatrel en la acusación.