•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hilda y Léster Marenco son dos nicaragüenses que viven en Boston, Massachusetts, que dicen sentirse “atrapados” en sus casas y con los "huesos partidos" a causa de una ola de frío que en Estados Unidos ha provocado la muerte de al menos

16 personas.

“Por primera vez en 16 años no salgo a trabajar, porque las calles están llenas de nieve, y por lo fuerte del frío”, dijo Léster Marenco, que se encontraba paleando la nieve frente a su casa cuando lo llamamos para preguntarle sobre la situación de su familia.

Los Marenco tienen más de 18 años de vivir en Estados Unidos, pero por ahora no salen las calles para evitar los efectos del frente polar ártico que ha alcanzado los 16 grados Celsius bajo cero.

La comunidad de nicaragüenses que habita en el Estado de Massachusetts, como los Marenco, se ha visto afectada por el frío que azota el noreste de Estados Unidos y que ha sumido a unos 140 millones de personas en temperaturas bajo cero.

“A mí me gusta el frío, pero esto está terrible, no se puede hacer absolutamente nada afuera”, exclamó Hilda Marenco, quien agregó que espera que al aceite negro no le suban el precio, para poder seguir costeando el valor del preciado líquido utilizado para mantener la calefacción dentro de su casa.

Según han explicado, una buena parte de los nicaragüenses han optado por encerrarse en sus casas, y los que han corrido con mejor suerte han viajado a su natal Nicaragua o a California y Florida, para escapar del frente polar ártico.

Doña Mina Aguilar, de 76 años y quien vive en una casa de retiro, dijo sentirse bien porque no tiene que andar en las calles trabajando o haciendo mandados, ya que a su edad le proveen todo lo que necesita en la casa de albergue.

“Solo veo por la ventana como cae y se acumula la nieve; me han contado que está súper frío, a mí me aflige porque solo tengo que pasar encerrada, en estos momentos es cuando quisiera estar en Nicaragua”, relató.

Mientras que en el caso de Álvaro Largaespada la historia para él y sus cuatro compañeros de trabajo es diferente. Ellos tienen que salir a limpiar la nieve en 28 casas en la ciudad de Cambridge cada vez que hay una tormenta.

“Tenemos que subirnos a los techos de las casas a limpiar la nieve, si no lo hacemos los techos pueden colapsar por el peso de la nieve y eso podría ocasionar daños irreparables. También tenemos que limpiar los corredores, las entradas de los carros para que se pueda transitar libremente; para nosotros es bueno porque es una forma de ganar dinero pero a la misma vez es bien fuerte porque tenemos que soportar la inclemencia del tiempo”, afirmó Largaespada.

Explicó que en los últimos 10 años ha tenido que palear nieve, pero admitió que esta tormenta ha sido la más difícil porque el frío ha sido muy fuerte.

 A viajar

Por su parte, Carmen Correa aprovechó que pudo encontrar un boleto aéreo a un precio razonable, para irse a vacacionar a Nicaragua mientras pasan los tres meses de invierno (diciembre-marzo), temporada que usualmente trae consigo nieve y mucho frío.

“Ese frío está brutal, yo no me regreso a Boston hasta que pase todo eso”, señaló Correa, quien se benefició de la apertura del “Logan”, un aeropuerto internacional de Boston, para alejarse del mal tiempo.

De igual forma, Julio Fonseca se expresó aliviado cuando se dirigía a Los Ángeles, California, huyendo de las bajas temperaturas que azotan a Nueva Inglaterra.

 Pronostican más frío

La Agencia de Manejo de Emergencias de Massachusetts ha empezado a alertar a la población del Estado sobre los nuevos frentes fríos que se aproximan para esta semana, instándolos a tomar precaución.

Recomiendan a las personas revisar que en las viviendas haya suficiente aceite negro para que la calefacción se mantenga funcionando apropiadamente en caso se vaya la luz.

La Agencia también aconseja mantener un botiquín de emergencia que incluya focos, baterías extras, un radio portable, agua y comida no perecedera.

Se espera que el nuevo frente frío provoque lluvias y fuertes vientos, los cuales harán bajar aún más las temperaturas hasta alcanzar incluso los 20 grados bajo cero.

Más frío

AFP. El norte de Estados Unidos y el sureste de Canadá temblaban este domingo con sensaciones térmicas de hasta -38°C en Wisconsin, y se preparaban para un comienzo de semana aún más glacial, durante el cual se podrían batir docenas de marcas récord de frío.

En Nueva York (noreste), las malas condiciones meteorológicas provocaron que se cerrara por dos horas el Aeropuerto John F. Kennedy (JFK), luego de que un avión se saliera de pista tras derrapar por efectos de lluvias heladas y la nieve.

El norte del país y su vecino Canadá, soportan desde el comienzo del año temperaturas polares y grandes nevadas.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus