Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sorprendidos reaccionaron los abogados de los 29 reos que enfrentan juicio en la llamada “Operación Sur”, porque Martín Plata González --sobreseído definitivamente en una audiencia realizada al mediodía del 20 de diciembre último-- ahora es testigo de cargo de la Fiscalía.

La decisión del juez Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, Edgard Altamirano, fue protestada por todos los abogados defensores, quienes señalaron que la decisión del judicial los deja en estado de indefensión.

Plata, quien estuvo preso junto con los otros reos durante 11 meses, también declarará como testigo protegido, porque lo hará a través de videoconferencia, pese a que los abogados defensores exigieron que su testimonio fuera evacuado en juicio como una prueba más.

“¿Será que este señor (Martín Plata González) es colaborador de la Policía?”, se preguntó en voz alta la abogada Esperanza Ferrufino, mientras que su colega Amy García Curtis acusó a la Policía y a la Fiscalía de haber acomodado la fecha del testimonio de Plata (el 4 de agosto de 2014) para hacerlo aparecer como prueba sobrevenida en el juicio.

Los representantes de la Fiscalía y de la Procuraduría General de la República, PGR, alegaron que el testimonio de Plata debe ser a través de videoconferencia porque presuntamente habría sido intimidado por sus excompañeros de presidio.

“En la audiencia del 20 de diciembre, los otros acusados --bajo el pretexto de que necesitaban ir al baño--, al ver que el ahora testigo Martín Plata había sido apartado, comenzaron a intimidarlo”, aseguró el fiscal auxiliar Giscard Moraga.

El juez Altamirano consideró que no existe ningún inconveniente con que alguien que fue reo ahora sea ofrecido como testigo de cargo por el Ministerio Público, “porque esa persona fue absuelta”.