•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una banda de sicarios integrada por un mexicano y seis hondureños, que purgan condenas de nueve, ocho y siete años de cárcel, impuestas en diciembre de 2008 en Rivas, podrían ser expulsados de Nicaragua.

La decisión de la expulsión está en manos de la jueza de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de Rivas, Margarita Vanegas, a quien el Ministerio Público entregó la solicitud.

De acuerdo con un documento en manos de El Nuevo Diario, la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, el pasado 22 de octubre de 2013, solicitó a la juez Vanegas, la solicitud a la audiencia pública donde, a través de una sentencia, se declare la sustitución de la pena privativa de libertad por la figura de expulsión para el mexicano Miguel Ángel Hernández, señalado de ser el dirigente de la banda.

También se pide la expulsión de los hondureños Arelis Omar Ávila, Santos Enrique Moreira, José Santos Benítez, Juan Ángel Sánchez, los hermanos Marcos José y Marlon Benjamín Borjas Motiño, todos ellos condenados por crimen organizado.

Además de la solicitud de expulsión, la Fiscalía también pidió para los condenados la prohibición del ingreso al país durante un tiempo equivalente a 14 años.

Según la representante del Ministerio Público, la solicitud de expulsión es con la “finalidad de disminuir la población de reos en los centros penitenciarios por razones de seguridad nacional”.

Asimismo, en el documento expone que la expulsión, de acuerdo con el artículo 95 del Código Penal, es “una medida sustitutiva de las penas privativas de libertad” para extranjeros con ingresos o permanencia ilegal en el país, o si responde a intereses de seguridad nacional.

“(Los siete reos) reúnen tales condiciones, ya que son de nacionalidad hondureña y mexicana, y los mismos se encuentran con permanencia ilegal en el país”, indicó la fiscal Ibarra en el documento que giró a la jueza de sentencia en Rivas.

El Nuevo Diario intentó vía telefónica contactarse con la fiscal departamental, Isolda Ibarra, para indagar si la judicial le notificó una fecha exacta para la audiencia pública que solicitó para emitir una resolución, pero no atendió las llamadas que se le hicieron, y en las oficinas del Ministerio Público ayer aún no habían iniciado a laborar.

Capturados en 2008

Como se recordará, en septiembre de 2008 cinco miembros de la banda de los sicarios fueron capturados por la Policía Nacional a bordo de una camioneta cerca de la rotonda de Rivas, el segundo grupo fue capturado en Ochomogo, y otro de ellos fue arrestado en Masaya.

Los sicarios llegaron a Rivas portando una lista con los nombres de seis rivenses a quienes iban a ejecutar, pues los tenían identificados con números de cédulas y con los de las placas de los vehículos en que se movilizaban.

Los nombres de las personas que ejecutarían correspondían a Franklin Heriberto Torres Bejarano, alias “La Pájara”, prófugo de la Operación Sur, señalado de realizar y de dirigir de forma directa el robo de droga cuando conocía información sobre el trasiego de estupefacientes que ingresaban a Nicaragua por Costa Rica con rumbo a Estados Unidos, y a su hijo del mismo nombre.

Otros de la lista mortal eran Jairo Cerda Calero, alias “Jairón”, y Hugo Obando Víctor. Estos dos detenidos en la Operación Sur y acusados ante los juzgados correspondientes. Mario Gazo González y Yamileth Ramírez figuraban también entre los blancos.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus