•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El hedor que emana de un basurero ubicado en el costado suroeste de la iglesia San Juan Apóstol, en los alrededores del Mercado “Santos Bárcenas” mejor conocido como La Estación, tiene inconformes a comerciantes, vecinos y a personas que frecuentan o pasan por el citado centro de compras.

A escasos metros del botadero, la comerciante Martha Lorena Espinoza, de 51 años, quien a diario se ubica con un canasto a ofrecer frutas, verduras y otros productos, se queja de “un hedor insoportable, hay ocasiones en que el servicio del tren de aseo pasa día de por medio, por lo cual hay acumulación de desechos”.

En ese mismo sector se ubica el pabellón de comiderías y establecimientos de carne de pollo, además de tramos de ropa y zapatos.

De acuerdo con Ana Altamirano Solano, de 43 años, comerciante de comida, ellos han solicitado sin éxito a las autoridades municipales que trasladen el basurero, porque no solo afecta la imagen del lugar sino también perjudica la salud de la población.

Alta “producción” de desechos

Francela Martínez, intendente del Mercado “Santos Bárcenas”, explicó que aunque invierten recursos en mantener limpia la zona, la enorme cantidad de basura producida en el lugar rebasa sus capacidades.

De hecho, afirmó que parte del trabajo se enfoca en “la eliminación de basureros clandestinos y de evitar la acumulación de desechos en el botadero en el costado suroeste de la iglesia San Juan”.

La funcionaria sostuvo que en este populoso mercado se registran 800 comerciantes fijos y más de 300 eventuales, pero que “los desechos sólidos no solo son producidos por los comerciantes, sino (también) por los vecinos que vierten grandes cantidades de basura a toda hora del día en los botaderos que existen en el sector de la antigua bodega del ferrocarril y en el interior del mismo centro comercial”, aseguró.

Martínez admitió que existe deficiencia en cuanto a la recolección de los desechos sólidos, “así como nosotros tenemos nuestras deficiencias en el mercado, los encargados de la recolección de la basura también tienen sus limitantes, hay factores que se suman al problema porque hay pobladores aledaños que también vierten desechos en los contenedores o botaderos del mercado”, señaló la intendente, para agregar que por lo regular el tren de aseo recolecta los desechos sólidos a diario.

Por su parte Cecilia Coronado, habitante del barrio San Juan Apóstol, vecino al área donde se ubica el botadero, achacó el problema de la insalubridad del Mercado La Estación, a las autoridades municipales y de salud, que a su juicio no atienden debidamente la zona.