•   Rio San Juan  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 20 días sin agua potable llevan los habitantes de la comunidad de Villa Álvarez, jurisdicción de El Almendro, Río San Juan, luego de que se dañara la bomba del pozo que abastece a todo ese caserío.

Durante este período de escasez de agua, algunos usuarios recorren diariamente más de un kilómetro para encontrar el vital líquido apto para el consumo, otros han optado por arriesgarse y toman agua de sus pozos artesanales.

Henry Leyva Jaime, presidente del Comité de Agua Potable y Saneamiento, CAPS-Villa Álvarez, explicó que la mayoría de la gente ha buscado la forma de conseguir agua.

Pozos sin revisión

“Aquí el agua para los quehaceres de la casa se consigue fácil, porque varios tenemos pozos, y está una quebrada cerca, pero a la gente se le hace difícil conseguir agua limpia que se pueda tomar, por eso unos van lejos a buscarla”, detalló Leyva.

De igual manera, señaló que ninguno de los pozos existentes en la comunidad ha sido revisado por el Ministerio de Salud, por ende, no descarta que estén contaminados.

La comunidad de Villa Álvarez está compuesta por 87 viviendas, cuyos habitantes pagan C$15 por cada metro cúbico que consuman de agua.

Según Leyva, es una tarifa simbólica que alcanza para pagar la energía que consume la bomba eléctrica, de donde se distribuye el agua a toda la comunidad.

 

Requieren bomba nueva

“El agua que nosotros tenemos se logró gracias a una donación que nos vino, mediante la alcaldía, hace diez años, por eso la bomba sobrepasó su vida útil, y ya es hora de cambiarla. Nosotros hicimos las cotizaciones y cuesta C$35,000 más impuestos, pensamos asumir los gastos entre toda la comunidad, pues salimos a C$500 por vivienda”, detalló.

También señaló que el CAPS de Villa Álvarez buscó la ayuda de la alcaldía de El Almendro para solucionar el problema del agua, pero hasta el momento no han recibido nada concreto.

“Estuvimos hablando con la alcaldesa Miriam Argüello, y nosotros queremos que ella nos apoye con la construcción de una pila más grande, para tener una mejor agua. Ella se comprometió a ayudarnos y esperamos que nos cumpla”, insistió Leyva.