Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 112 mil asegurados están atendiendo, a la fecha, las Clínicas Médicas Previsionales del Ministerio de Salud (Minsa) a nivel nacional, de acuerdo con el titular de esa cartera, Guillermo González.

Es decir, que un poco más del 25 por ciento del universo de afiliados inscritos en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que a 2007 totalizaban 476 mil 099, ya está siendo atendido por esas clínicas después que el INSS le cancelara el contrato a 12 Empresas Médicas Previsionales (EMP) del sector privado en zonas como Nueva Segovia, Madriz, Managua, Jinotega, Chontales, Rivas y el Atlántico.

González refirió, sin embargo, que la meta es aumentar el número. “Tenemos diez empresas médicas: una en Managua y nueve filiales en nueve departamentos, ¿pero qué está ocurriendo?, nos estamos ampliando en otras zonas como Puerto Cabezas, Las Minas y Río San Juan, donde no había clínicas del Minsa”, detalló.

Con ese tipo de ampliaciones, de acuerdo con el funcionario, podrán captar más asegurados. “Porque la diferencia nuestra es que no vemos al asegurado como lo ve la parte privada, para nosotros el asegurado es un ciudadano con todos sus derechos”, mencionó.

“Por ejemplo, lo que está convenido entre las Empresas Médicas Previsionales y el INSS es cubrir ciertos servicios, pero nosotros no nos limitamos a eso: si nuestros pacientes requieren una tomografía, se las garantizamos, y eso ocurre con otros servicios, porque no sólo vemos cantidad, sino calidad”, argumentó.

González afirmó que las clínicas están separadas administrativamente del Minsa. “Funcionan administrativamente aparte, pero están adscritas a la entidad: a las clínicas el INSS les pasa el monto per cápita correspondiente a cada asegurado que atienden (equivalente a 293 córdobas) y eso lo manejan las clínicas, no nosotros”, apuntó.