Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

Varios dueños de gasolineras se resisten a cumplir con el cambio oportuno y obligado de los precios de los combustibles a las cero horas del domingo, lo que debería alarmar a las autoridades y a los consumidores de los hidrocarburos, pues se trata de un golpe ilegal a la economía familiar nicaragüense debido a que el desplome de los precios fue mayor al anunciado.

EL NUEVO DIARIO logró constatar que desde el sábado pasado las cuatro compañías petroleras están despachando sus tanques cisternas con un decremento que en promedio resta 5.19 por ciento a los precios de la semana pasada, lo cual debería reflejarse en las pizarras de las 75 estaciones de servicio de Managua. Como fuera anunciado por Mauricio Aranda, Gerente General de Shell de Nicaragua, el litro de gasolina súper bajó un córdoba con 32 centavos en promedio, mientras la regular se debilitó en un córdoba con 18 centavos.

Conforme los precios promedio que registró la semana pasada el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), cada litro de gasolina regular hoy debería venderse en 19 córdobas con 55 centavos, mientras la súper debería oscilar en torno a los 20 córdobas con 37 centavos.

Aranda anunció que el litro del diesel bajaría 77 centavos y ahora debería cotizarse en 17 córdobas con 59 centavos. Sin embargo, la reducción fue mayor pues ayer más de diez gasolineras vendían cada litro en 16.84 córdobas. Incluso, algunas estaciones como Petronic Villa Fontana aplicaron una reducción más fuerte, pues dejaron cada litro de gasolina súper en 20.22 córdobas mientras la regular ahora la ofrecen en 19.54 córdobas. No obstante, varias estaciones ubicadas a lo largo de Carretera Norte y Carretera a Masaya, hicieron todo lo contrario.

Una de ellas es la Texaco Xolotlán, ubicada en la entrada principal del Mercado Oriental, que ayer vendía el litro de gasolina súper en 20.99 córdobas y la regular en 20.28 córdobas. El kerosén lo ofrecía hasta en 23.60 córdobas, aunque Aranda asegura que debería estar en 19 córdobas con 65 centavos, pues el precio del litro se redujo en 97 centavos.