•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El balance 2013 de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, en la Isla de Ometepe, refleja que el maltrato por parte de agentes policiales y la retardación de justicia fueron las principales razones por las que los pobladores de los municipios de Altagracia y Moyogalpa acudieron a esa instancia.

De acuerdo con José Iván Cruz, coordinador de la CPDH en Ometepe, durante 2013 recibieron 160 denuncias, y la mayoría eran quejas por supuesto maltrato y abuso de poder de parte de oficiales de policía, así como por la falta de resolución de procesos judiciales.

Pendientes de respuesta

Aunque no precisó cifras, muchas de estas denuncias todavía están pendientes de una respuesta de parte de las autoridades que realizan las investigaciones sobre cada caso.

Angelita Aguirre, pobladora de Altagracia, es parte de los quejosos, pues contó que desde hace 12 años tiene una querella contra familiares de su fallecido esposo, por una propiedad.

“Desde que mi esposo falleció, hace 12 años, tengo este problema de propiedad con su hermana, situación que se ventila en los juzgados del municipio, pero nunca he recibido una respuesta definitiva de las autoridades judiciales; por eso decidí recurrir a la secretaría de la CPDH, para que me ayuden a resolver mi situación y sobre todo a exigir mis derechos que me corresponden como ciudadana”, relató Aguirre.

Respecto a los señalamientos hacia la Policía, Cruz detalló que cada denuncia es investigada y presentada al área de Asuntos Internos de la misma institución, donde hasta la fecha “reciben soluciones positivas”.

También destacó que la violencia intrafamiliar y los problemas vecinales figuran en la lista de denuncias atendidas.

 

27 promotores

En Ometepe la CPDH cuenta con  27 promotores voluntarios,  distribuidos en igual número de comunidades.