•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A los pobladores del reparto La Reforma y del barrio El Calvario los divide un cauce, pero los une la inconformidad por la decisión de la municipalidad de instalar un punto de transferencia de desechos. Aseguran que no soportan el hedor y la proliferación de moscas.

Más de 30 pobladores de ambos sectores firmaron una carta en la que le plantean al alcalde Orlando Noguera, los problemas que les ocasiona tener el acopio de basura como vecino. Su objetivo era fijar una reunión con el edil, pero aún no los ha recibido en su despacho.

Walter José Cerda, poblador del barrio El Calvario, dijo que ya no aguantan el mal olor y las moscas de ese basurero. “Lo peor es que personas ajenas (de otros barrios) vienen a lanzar hasta animales muertos y ese mal olor nos nos deja ni comer a gusto”, dijo Cerda.

Pobladores se organizan

Asimismo, Byron Alberto Garay, poblador del reparto La Reforma, informó que están recolectando firmas para respaldar la misiva enviada al alcalde Noguera, en la que demandan el retiro definitivo del punto de transferencia de desechos, el cual fue construido sin tomar en cuenta a los moradores de la zona.

Ellos señalan que ignoraron que en la zona residen niños de 0 a 13 años, quienes están expuestos a diferentes enfermedades generadas por la contaminación del ambiente.

Los quejosos, en su escrito manifiestan que los obreros cuando llegaron a construir ese centro de acopio de basura, les aseguraron que se trataba de una oficina de la Policía y un puesto tributario de la comuna.

“Queremos que nos quiten a la brevedad ese basurero, porque nos perjudica. También firmarán personas que trabajan, porque ni a ellos les consultaron para construir ese basurero”, dijo Joel Acevedo Bravo, otro de los inconformes.

Piden ambiente saludable

Los pobladores expresaron que si bien comprenden que la comuna trata de mejorar el servicio de acopio de basura, piden que también se analice el impacto que tiene colocar un basurero en una zona residencial.

Ellos están solicitando que los especialistas en epidemiología del Ministerio de Salud evalúen los perjuicios que tal acopio puede provocar a los habitantes.

“Esta acción contamina el medio ambiente y proliferan enfermedades que ocasionan un alto costo al Estado de Nicaragua, porque la población va a parar a los centros de salud y hospitales”, indicó Acevedo Bravo.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus