•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De acuerdo con el padrón electoral del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica, 25,087 nicaragüenses naturalizados podrán votar en ese país, que se encuentra en la recta final para elegir el domingo 2 de febrero a su próximo presidente y diputados para el período 2014-2018.

Más de 3 millones de costarricenses elegirán a sus nuevos gobernantes (presidente y dos vicepresidentes), además de 57 diputados en la Asamblea Legislativa. Entre los nicaragüenses, 10,708 son hombres y 14,379 son mujeres.

En total, 49,998 extranjeros naturalizados están inscritos en el padrón electoral (lo que significa que, de acuerdo con las cifras, prácticamente el 50% son nicaragüenses), incluyendo a menores de edad que a la fecha de las elecciones tendrán 18 años, lo cual los habilitará para ejercer el voto.

También los hijos y sus parejas

Para Quxabel Cárdenas, de la Asociación Enlaces Nicaragüenses, la influencia de los inmigrantes nicaragüenses en estas elecciones no solo la constituyen los naturalizados, sino los hijos de inmigrantes nacidos en Costa Rica y los casados o casadas con costarricenses.

“Por eso los nicas con capacidad de votar deben informarse qué diputados y fracciones de partidos han apoyado la iniciativa de ley de Reformas de la Ley de Migración de Costa Rica, que se encuentra en el Legislativo, y que de aprobarse durante el próximo gobierno, favorecería a nuestra población”, afirma Cárdenas.

Esta iniciativa de ley que busca abaratar los costos de cedulación y permisos de trabajo, a dar más aperturas a migrantes, ha sido aprobada hasta el momento por el Partido Acción Ciudadana, por algunos diputados del Partido Unidad Social Cristiana, y por el candidato presidencial del izquierdista Partido Frente Amplio, José María Villalta, quien marcha de segundo en las encuestas.

De acuerdo con el TSE, hace cuatro años en el registro había inscritos 101,332 hijos de nicaragüenses nacidos en este país, así como 13,449 nicaragüenses casados con costarricenses.

Partidos disputan población desencantada

Cinco partidos principales se disputan el voto de una población desencantada con el actual gobierno de la presidenta Laura Chinchilla Miranda, del derechista Partido Liberación Nacional.

Según una encuesta de la firma Unimer, publicada en diciembre pasado, el 67% de los costarricenses calificó la labor de la mandataria como “mala” o “muy mala”, y solo 5% la consideró como “buena”, mientras o que el 70% dijo que el gobierno era corrupto.

En las elecciones de 2010, Chinchilla, primera mujer electa presidente en Costa Rica, obtuvo 47% de votos, frente al 23% que logró Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana, PAC.

El PLN aspira a su tercer mandato consecutivo, y lleva como candidato a Johnny Araya, quien fue alcalde de San José por cuatro períodos consecutivos de cinco años cada uno.

Hasta hace dos meses, Araya era el favorito en los sondeos, pero las encuestas recientes demuestran un ascenso acelerado y sorpresivo del candidato del partido izquierdista Frente Amplio, José María Villalta, un joven diputado de 37 años, a tal punto de que ya se habla de una segunda ronda electoral entre estos dos adversarios políticos.

Las encuestas colocan en tercer lugar a Otto Guevara, del derechista Movimiento Libertario; por Rodolfo Piza, del PUSC, y por Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, PAC.

 

El 40%

Según los estatutos del TSE, se necesita del 40% de los votos para ganar los comicios en primera ronda. En las últimas encuestas Johnny Araya supera el 30% de intención de votos, pero José María Villalta ya ronda esta cifra.