•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuarenta y siete años tuvieron que transcurrir para que documentos pertenecientes al Archivo Rubén Darío, de la Universidad Complutense de Madrid, volvieran a Nicaragua, tierra del “hijo de América, nieto de España”.

La casa Norberto Ramírez, de la Fundación Ortiz Gurdián, se convirtió anoche en el primer albergue de lo que será una exposición itinerante de manuscritos, postales y hasta testamentos firmados por el propio Rubén Darío.

La exposición del archivo en Nicaragua es posible gracias a la gestión realizada por la Embajada de España, que se encargó del montaje total de la exhibición, la cual contiene copias facsímiles de los documentos facilitados en 1956 al Ministerio de Educación de España por la señora Francisca Sánchez del Pozo, compañera sentimental de Darío, a la que en varios documentos nombró como la dueña de todo lo que pudiese poseer, incluyendo sus tesoros literarios.

“Precursor de la unidad”

Esta exposición fue parte de la inauguración oficial del XII Simposio Internacional Rubén Darío, que este año sigue el lema “Rubén Darío precursor de la unidad latinoamericana”.

Para la presidenta del Simposio, María Manuela Sacasa de Prego, con esta exposición se “aumentará la vigorosidad, la belleza y el conocimiento íntimo de Rubén Darío, porque hay cartas personales para su tata, y su hijita, su coneja, la señora Francisca Sánchez”.

El embajador de España, señor León de La Torre Kraiss, dijo que deseaban que la exposición no solo viniera a Nicaragua, sino que pudiese quedarse. Refirió que duraron dos años para poder organizarla, y reconoció que aunque restricciones legales de su país prohibieron la llegada de los originales, finalmente pudieron traer las copias de la máxima calidad para que estén disponibles para académicos y público en general.

El doctor Jorge Eduardo Arellano, estudioso dariano, agradeció la iniciativa de la sede diplomática española para hacer posible este evento, y lamentó que no se haya podido traer “el famoso cuaderno de hule negro donde Darío escribió el poema De Otoño, ni otro manuscrito de más de doscientas páginas titulado El castellano de Víctor Hugo”.

Según explicó el doctor Arellano, la utilidad de todos estos documentos ha sido corroborada por grandes estudiosos darianos, que tomando como base la información ahí encontrada han escrito diversidad de obras.

 

Nueva Orden Internacional

Como una de las grandes sorpresas que se han dado en el desarrollo de este XII Simposio en honor al Príncipe de las Letras Castellanas, nos encontramos con el hecho de que el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez Téllez, anunció la creación de una nueva Orden Cultural Rubén Darío, de carácter internacional, con la que pretenden honrar a los estudiosos de la obra del insigne bardo nicaragüense en todos los países de Hispanoamérica.