•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un sismo de magnitud 3.4 en la escala abierta de Richter sacudió hoy las inmediaciones del volcán Telica, en el noroeste de Nicaragua, sin causar víctimas ni daños materiales, informaron fuentes oficiales.

El temblor se registró a las 06:00 hora local, y su epicentro se localizó en tierra firme a 2 kilómetros al sur del volcán Telica, en el departamento de León, detalló el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en un comunicado.

Un sismólogo del Ineter, Carlos Guzmán, precisó que el movimiento telúrico tuvo lugar a una profundidad de 193.1 kilómetros, y que fue causado por un evento relacionado con fallas locales en la cadena volcánica de Nicaragua.

Erupciones desde 1527

El volcán Telica, uno de los más activos de Nicaragua y ubicado a unos 125 kilómetros al oeste de Managua, de 1,061 metros de altura, registra erupciones desde 1527, aunque su última explosión violenta fue en 1948, pero desde entonces el cráter ha estado expulsando humo y rugiendo.

Por otro lado, las autoridades nicaragüenses activaron este viernes un dispositivo de vigilancia del volcán San Cristóbal tras registrar un ligero incremento de la actividad sísmica.

Tanto el Telica como el San Cristóbal están ubicados en la llamada “cordillera de los volcanes” de Nicaragua, constituida por 13 conos activos en el litoral Pacífico del país centroamericano.

Alerta con San Cristóbal

Con el San Cristóbal, las autoridades activaron el dispositivo, luego de que el coloso registrara un incremento de la actividad sísmica, informó el Gobierno.

El San Cristóbal, ubicado a 135 kilómetros al noroeste de Managua, presentó “un incremento en la actividad” sísmica de baja intensidad, declaró a medios oficiales la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Ejecutivo, Rosario Murillo.

La funcionaria dijo que han activado los Comités de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres en la zona, en alerta ante cualquier situación que se presente.

En diciembre de 2012, las autoridades emitieron alerta amarilla en los municipios cercanos al San Cristóbal, debido a que el volcán lanzó columnas de gases y cenizas a más de 500 metros de altura.

En esa ocasión, el San Cristóbal expulsó 823,000 metros cúbicos de cenizas en un área de 291 kilómetros cuadrados, según reportes oficiales. El 80% de las calles del municipio de Chinandega fueron cubiertas por la arena y 500 personas fueron evacuadas.