•   Ometepe, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La construcción de un hospital con todas las especialidades es solicitado a las autoridades locales y al Minsa por la Red de Mujeres de Ometepe, Remo, porque aseguran que los centros de salud que existen en Moyogalpa y Altagracia, en la isla, no tienen capacidad para atender todos los problemas de salud que presenta la población local.

Yolidia Hernández, miembro de Remo, explicó que en el último cabildo municipal en la comunidad Balgüe, en Altagracia, demandaron la construcción del hospital, porque los centros de salud no tienen los recursos humanos ni materiales para atender todos los cuadros clínicos que padece la población, razón por la cual tienen que ser trasladados al hospital de Rivas.

Delegada calla

El Nuevo Diario, en un acto público consultó sobre el tema a la directora del Sistema Local de Atención Integral en Salud  (Silais-Rivas), Arlen Estrada, quien no respondió a las preguntas que se le hicieron.

Hernández dijo que “el índice poblacional de la isla de Ometepe anda arriba de los 40 mil habitantes, por eso creemos que viene creciendo económicamente a través del desarrollo turístico y amerita este beneficio social. También con el hospital se puede promover el desempeño de profesionales de la localidad”, detalló.

Por otro lado, manifestó que el traslado de un paciente hasta el hospital rivense representa un gran gasto económico, ya que asumen 2 mil córdobas para combustible de la lancha ambulancia de Moyogalpa a San Jorge y a esto se suma el gasto de alimentación durante el tiempo de estadía en el centro asistencial.

Algunas experiencias

María del Carmen González Ramos, de 54 años de edad y habitante de Tagüisape, Altagracia, relató que llegó al hospital de Rivas, para acompañar a su esposo, donde le practicaron una cirugía.

“Del centro de salud de Altagracia lo remitieron a Rivas, nos apoyaron con la ambulancia, pero me las tengo que ingeniar para tomar por lo menos una taza de café; dejé mi casa y a mis hijos menores, por eso considero importante un hospital”, consideró González Ramos.

Ese mismo sentir comparte Eva Rodríguez, de la comunidad Mérida, quien acompañaba a su hermana embarazada, que esperaba que la sometieran a una cesárea.

“Hay varios puestos de salud pero no hay médicos, entonces nos remiten al hospital en Rivas. De mi comunidad (Mérida), salir con una persona grave hasta Altagracia es costoso, pues un vehículo nos cobra hasta 800 córdobas”, precisó Rodríguez.