•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Justicia de Nicaragua declaró culpables ayer, por los delitos de crimen organizado, lavado de dinero y narcotráfico, a 26 nicaragüenses integrantes de una red criminal.

El juez Noveno de Distrito de Juicio de Managua, Edgard Altamirano, declaró culpables a 26 de los 29 nicaragüenses detenidos en operaciones combinadas en el sureño departamento de Rivas, en Masaya, en Carazo y en Managua, todos en el Pacífico.

La banda, desarticulada en la “Operación Sur”, ayudaba a trasegar drogas desde Costa Rica, pasándolas por el Pacífico y luego a través de Honduras y El Salvador, según las autoridades.

 

Piden pena máxima

La Policía decomisó a esa red criminal 16 propiedades, 27 automóviles, 19 motocicletas, tres lanchas, 224 cabezas de ganado, 10 armas de fuego, 4 camiones y casi 130,000 dólares en efectivo.

La Fiscalía pidió para cada uno de los sentenciados la pena máxima establecida para cada delito, que en total sumarían 34 años aunque se reducirían a 30, que es la pena máxima en Nicaragua. En tanto, la defensa pidió al juez imponer las penas mínimas.

A mediados de enero del año 2013, la Policía Nacional realizó 42 allanamientos en seis departamentos y 27 sospechosos detenidos en lo que se denominó "Operación Sur”.

Los allanamientos tuvieron lugar en los departamentos de Rivas, Carazo, Masaya, Río San Juan, Granada y Managua, y se capturó al ciudadano Pedro Medina Amoreti, a quien identifican como el jefe de una organización que sirve de apoyo logístico al narcotráfico.

 

Uno fue liberado antes

Martín de los Ángeles González Plata, uno de los acusados en el caso, fue puesto en libertad luego que el juez Edgar Altamirano, quien llevaba la causa, dio lugar a un incidente de nulidad presentado por su defensa Edwin Urcuyo, por falta de participación en los hechos.

 

El centro de operaciones

Rivas era el centro de operaciones de varios grupos de presuntos narcotraficantes y “tumbadores” de drogas, de los cuales 27 fueron capturados por la Policía Nacional mediante la denominada “Operación Sur”, que descabezó a seis bandas criminales.

Estos grupos, además de robar cargamentos de droga --en algunas ocasiones entre ellos mismos-- se dedicaban a vender cargamentos a narcotraficantes de distintas nacionalidades, y secuestrar a miembros de agrupaciones rivales.

Así lo refirió en una de sus partes medulares la extensa acusación de 40 folios que presentó la Fiscalía contra 27 de los 46 acusados de transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado.

 

Operaciones diversas

Como parte de la llamada “Operación Sur”, la Policía también detectó al grupo jefeado por Anselmo Duarte Martínez, cuya acción principal era el robo de cargamentos de droga a quienes trataban de pasarla por las comunidades San Jerónimo y Pueblo Nuevo, jurisdicción de San Juan del Sur.

A este grupo le atribuyen el haberse auto-robado 500 kilos de cocaína que transportaban vía acuática de Costa Rica al Golfo de Fonseca y que sería entregado a narcotraficantes salvadoreños.

Un cuarto grupo es el jefeado por Evert Vílchez Dinarte, alias “El Ronco”, quien también se dedicaba a “tumbar” cargamentos de droga que luego vendía a bajo precio a narcotraficantes mexicanos, refiere la acusación del Ministerio Público.

La quinta agrupación desarticulada en la “Operación Sur” es la denominada “Los Canda”, originarios de Managua y quienes tienen como cabecilla a José Canda Torrente, quien participó de manera directa en el secuestro de Rodolfo Espinoza Bermúdez y Bruno Ortiz Bermúdez, en venganza por el robo de un cargamento de cocaína.

 

Mayoría de Rivas

De los 27 detenidos en la “Operación Sur”, 18 son del departamento de Rivas, quienes integraban distintos grupos delictivos, según la acusación que presentó el Ministerio Público.