Massiell Largaespada E.
  •   Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Juan de Dios Torres, de 47 años de edad, falleció la noche del sábado durante un disturbio suscitado en el municipio de Chichigalpa, departamento de Chinandega, informó ayer la Policía Nacional en una nota de prensa.

Según la comunicación oficial, cuando agentes policiales realizaban“labores de restablecimiento del orden público en las inmediaciones del barrio Candelaria, una patrulla de la Policía Nacional fue agredida con piedras, morteros y armas artesanales por un grupo de personas que alteraban el orden, por lo que ante la agresión sufrida, algunos miembros de la patrulla realizaron disparos con sus armas reglamentarias”.

“Esta situación ocurrió momentos después de que un destacamento de la Policía Nacional, en cumplimiento de sus deberes constitucionales, restableciera el acceso al Ingenio San Antonio, el que se encontraba obstaculizado por un grupo de personas que impedían el normal ingreso de los trabajadores, actuación que se desarrolló sin mayores incidentes”, informó ayer la institución policial.

La entidad del orden indicó que producto de estos hechos resultó muerto Torres. También resultó lesionado un adolescente de 14 años de edad, quien fue trasladado en una ambulancia al Hospital “Lenín Fonseca”, donde recibe atención médica.

Policías suspendidos

Un equipo de investigación de la Dirección de Auxilio Judicial y de la División de Asuntos Internos que se trasladó de inmediato al lugar, está llevando a cabo las investigaciones correspondientes, a fin de esclarecer los hechos.

“Todos los miembros de la patrulla policial en este momento se encuentran suspendidos de sus cargos y detenidos en la delegación policial de Chinandega, a la espera de que concluyan las investigaciones, a fin de poner a los responsables a la orden de las autoridades competentes para ser sometidos al proceso judicial y se impongan las sanciones que corresponden”, indicó la institución.

En el comunicado, la Policía Nacional refirió que “lamenta los resultados de estos hechos y expresa a los familiares de las víctimas su consternación y firme decisión de garantizar que se haga justicia, poniendo a los responsables de esta actuación ante las autoridades judiciales competentes para que se proceda conforme a la ley”.