•   Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jueza de Violencia del Triángulo Minero, Yasoara Zamora Rivera, decidió mandar a juicio oral y público a Harold Valle Reyes, de 32 años, acusado la mañana de ayer por la Fiscalía por los delitos de femicidio y femicidio frustrado, en contra de su abuela de 80 años y de su progenitora, respectivamente.

Valle Reyes, un hombre de baja estatura, habló poco y parecía demostrar que no entendía el proceso que se llevaba en su contra, por lo que la judicial tuvo que explicarle todos sus derechos, nombrarle un defensor y hasta preguntarle si hablaba el español.

Sin embargo, el imputado sin titubeo respondió: “La maté porque estaba enferma y triste, y a mi mamá porque se metió y me quería dar con un garrote”.

Primero atacó a su madre

El fiscal Pedro Pablo Amador, en su acusación señaló que Valle Reyes atacó a su madre Martha Reyes Duarte luego que su hermano pidiera que le pasara un machete para ir a trabajar, como este se negó a pasarlo, su madre le pidió que se saliera para pasarlo, acto seguido fue atacada a machetazos.

“Primero le propinó un machetazo en la parte cervical del cuello, ella al sentirse herida intentó huir, pero fue alcanzada por un segundo machetazo en la parte de la espalda”, reza la acusación.

Al escuchar el alboroto, la abuelita salió a ver lo que ocurría; el acusado la agredió propinándole un machetazo en el rostro, en la cabeza, le amputó las manos y la semidecapitó. Luego buscó a su madre para rematarla, sin embargo un vecino intervino, y entonces se dio a la fuga.

Las pruebas

Entre las pruebas testificales ofrecidas por el fiscal Amador, se encuentran el testimonio de la sobreviviente Martha Reyes Duarte, quien aún no está fuera de peligro y permanece ingresada en el Hospital Rosario Pravia, de Rosita.

El sangriento hecho, que mantiene bajo consternación a los pobladores del Triángulo Minero, en el Caribe Norte, se produjo en horas de la mañana del pasado jueves, en la comarca Banasuna, jurisdicción del municipio de Rosita.