•  |
  •  |
  • AFP


La organización no gubernamental de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) pidió al gobierno nicaragüense este martes que protegiera a las activistas partidarias del derecho al aborto.

"En los últimos dos meses, algunas defensoras de los derechos de las mujeres informaron que fueron sujetas a actos de intimidación, incluidas llamadas amenazadoras y actos de vandalismo", señaló la organización estadounidense.

HWR menciona el caso de Ana María Pizarro, una defensora del derecho al aborto que ha recibido llamadas amenazantes contra su familia, y la pintura "con los colores del partido en el poder, rojo y negro", lanzada contra Vilma Núñez, ex vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia y presidenta del Centro para los Derechos Humanos de Nicaragua.

La organización cita además el caso de nueve abogadas y activistas que están siendo perseguidas judicialmente en el marco del denominado caso "Rosita", una niña de nueve años que abortó en 2003 tras ser violada.

Las autoridades acusan a esas activistas de encubrir el delito, sostiene HRW.

"El gobierno nicaragüense debería adoptar todos los pasos necesarios para asegurar que los defensores de los derechos humanos tienen entera libertad para promover y proteger los derechos de las mujeres sin sufrir acoso ni intimidación", dijo HRW.

El aborto está penalizado totalmente en Nicaragua desde 2006.