Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los servicios de salud para los asegurados se ampliaron. A partir del próximo primero de noviembre, las Empresas Médicas Previsionales (EMP), de todo el país, tendrán que garantizar a los 476,099 afiliados del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), la realización de tomografías y resonancias magnéticas con sólo que lo prescriba el médico tratante.

La cobertura incluirá a sus familiares: esposa y niños de hasta 12 años. El presidente de la Cámara de Empresas Médicas Previsionales (CEM), Ismael Reyes, explicó que antes los asegurados, para recibir esos servicios, tenían que recurrir primero al INSS y luego a la clínica, “lo que implicaba un proceso lento en la cobertura de esos servicios, pero ahora bastará que el médico los sugiera, para efectuarlos”, comentó.

A cambio, el INSS les aumentará a las empresas descritas el per cápita por cada asegurado en tres córdobas y les otorgará 13 córdobas más por la inflación, es decir, por el alza generalizada en los medicamentos y equipos.

En otras palabras, “a los 293 córdobas que recibimos actualmente por cada asegurado, el INSS le sumará 16 córdobas”, explicó Reyes. De manera que el monto totalizará 309 córdobas por asegurado, cifra todavía insuficiente para la Cámara.

“Nosotros queríamos un aumento de 30 córdobas por asegurado pero no se pudo, entonces se tendrá que ser eficientes en el manejo de la empresa para dar buena atención. Aunque el INSS nos prometió que las farmacias donde ellos compran al por mayor los medicamentos nos venderán las medicinas a precios de costo, para ayudarnos a enfrentar el aumento (de la canasta de servicios)”, mencionó el empresario.


Contratos a largo plazo
Aparte de eso, la entidad les aseguró, según Reyes, que dentro de 60 días volverán a reunirse para valorar el per cápita. “En dos meses nosotros vamos a saber si tuvimos pérdidas o no con el nuevo monto per cápita y así volverlo a negociar, esa puerta quedó abierta”, aclaró.

Además, las EMP lograron que el nuevo contrato con el INSS, que entra en vigencia a partir de noviembre, tenga validez por cinco años y no por un año como estaba establecido a la fecha.

Por otra parte, “cuando el INSS quiera cancelar contratos dará un plazo de seis meses a las EMP y no dos meses; además, habrá la figura de la mediación, es decir, la EMP podrá recurrir a un arreglo con la institución cuando se den casos de anulación de la relación”, señaló.

Entre tanto, las EMP dejarán de mercadear sus clínicas. O sea, “ya no andarán detrás del asegurado incitándolo a que se cambie de EMP, con el nuevo contrato cada asegurado podrá cambiarse, por su cuenta y su propia voluntad hasta tres veces por año a la empresa que estime conveniente, siempre y cuando no esté conforme con la atención que se le brinda donde está afiliado”, subrayó.

El INSS, de acuerdo con Reyes, aplicará una vez al mes un sistema de repartición simple. “Por ejemplo, va a dividir el número de los nuevos ingresos de afiliados entre las diez EMP de Managua, y equitativamente va a repartirlos, de modo que cada nuevo asegurado tendrá de entrada una EMP asignada, eso así quedó resuelto”, puntualizó.


Canasta de fármacos seguirá sin cambios
El presidente de la Cámara de Empresas Médicas Previsionales (CEM), Ismael Reyes, indicó que la canasta de medicamentos no tendrá cambios de momento. “Tenemos pendiente una reunión con el INSS para discutir el listado de medicinas, porque algunas no están en el país o tienen algún problema”, refirió.

Otro tema que quedó pendiente fue la discusión de los programas de riesgo profesional y jubilados.

En el encuentro con el INSS participaron Su Médico, Médicos Unidos, Cruz Azul, Hospital Militar, Hospital Bautista, Hospital “Roberto Huembes”, Policlínica Metropolitana Xolotlán, Monte España, Hospital Central y Hospital Salud Integral.