• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los diputados de la Asamblea Nacional arrancaron esta mañana el debate final en segunda legislatura de las reformas parciales a la Constitución Política de Nicaragua.

Las reformas a la Carta Magna, que fueron aprobadas el pasado 10 de diciembre en primera legislatura, establecen la reelección indefinida, y la posibilidad de elegir al presidente de la República en primera vuelta con mayoría simple de votos.

Opositores mantienen posición

Los diputados de la oposición durante la discusión insistieron en que estas reformas no son necesarias porque no traen ningún beneficio a los nicaragüenses.

En ese sentido, la diputada María Eugenia Sequeira, del Bapli y segunda vicepresidente de la Junta Directiva de la Asamblea, comentó que “nuestro voto es en contra de estas reformas. Es importante decirle al pueblo que no son necesarias”.

“Qué gana el pueblo de Nicaragua con elevar a un rango constitucional el slogan de un partido… o con la reelección indefinida de un presidente”, preguntó Sequeira.

Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre señaló que “estas reformas son ilegítimas, y no se van a resolver los problemas reales de los nicaragüenses, como el problema de la roya, de MPeso, de los retirados en el Seguro Social”.

“Nosotros ratificamos nuestra posición de que estas reformas son innecesarias y que todos los de la BDN (Bancada Democrática Nicaragüense) votaremos en segunda legislatura en contra de ellas”, añadió Montealegre.

Lea también: Reformas a discusión final