• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Pocos minutos antes del mediodía de ayer fue aprobada en segunda legislatura la octava reforma a la Constitución Política vigente, quedando pendiente la aprobación en lo particular del artículo que permite la reelección presidencial indefinida. A última hora, dos diputados del Frente Sandinista presentaron mociones, entre las que destacan la incorporación de la Siboif como entidad encargada de la supervisión y regulación de las instituciones financieras.

El oficialismo en el Parlamento aprobó en lo general la ley con 64 votos a favor. Veinticinco diputados opositores votaron en contra y abandonaron el hemiciclo mientras se realizaba la elección, que fue suspendida poco después de la 1:00 p.m., cuando se habían aprobado en lo particular 27 de los 51 artículos que contiene la reforma parcial.

Argumentos

La discusión previa a la votación no duró mucho. Al menos ocho diputados opositores y dos oficialistas ofrecieron argumentos a favor y en contra de la Ley, que fue promovida por legisladores del Frente Sandinista y respaldada por el presidente Daniel Ortega.

“Este país no necesita de reformas, sino de respeto a la Constitución”, adujo el opositor Alberto Lacayo durante su intervención, en la que también citó al cardenal Leopoldo Brenes.

Los legisladores de la Bancada de la Alianza PLI, Bapli, reiteraron que las reformas no fueron consultadas. En tanto, Edwin Castro, del Frente Sandinista, insistió en que estas “profundizarán la democracia”.

Mociones

Durante la discusión en lo particular, los diputados del FSLN, Edwin Castro y José Figueroa, presentaron ocho mociones, entre ellas la del artículo 26, numeral b, referido a las excepciones para el allanamiento de un domicilio. Castro propuso que se agregará como excepción las catástrofes.

En el artículo 34, sobre los derechos de las personas ante un proceso judicial, Castro pidió que se redactara el artículo de tal manera que abarcara todos los tipos de procesos judiciales (procesos de familia, procesos civiles y penales). Tal como estaba el artículo solo se refería a los derechos en el proceso penal. En este artículo también se constitucionaliza que el proceso judicial deberá ser público.

Lo de la Siboif

En el artículo 99, párrafo 5, donde se dice que “el Estado garantiza la libertad de empresa y el establecimiento de bancos y otras instituciones financieras, privadas y estatales, que se regirán conforme las leyes de la materia”, se cambió estas últimas palabras para incluir que se regirán conforme la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

La inmunidad

El artículo 130, sobre la facultad constitucional de la Asamblea Nacional de privar de su inmunidad al presidente de la República, le fue agregada una moción para que el Poder Legislativo también pueda privar de su inmunidad al vicepresidente de la República.

Siete veces reformada

La Constitución vigente, aprobada en 1987 tras un proceso de consulta, ha sido reformada en siete ocasiones. La primera fue en 1990, cuando se adelantaron las elecciones presidenciales.

En 1995 se reformaron 76 artículos, entre estos varios relacionados con el carácter y con la función del Ejército. Asimismo, se estipuló que “en ningún caso podrán ser elegidos Presidente o Vicepresidente de la República los candidatos que no obtuvieren como mayoría relativa al menos el 45% de los votos válidos”. Se aumentó de siete a 12 la cantidad de magistrados de la CSJ.

Cinco años después, fueron reformados 12 artículos. De nuevo se reformó el artículo 147, y se mandó a elegir al presidente y al vice con la mayoría relativa de al menos 40% de los votos válidos, salvo en el caso de aquellos que habiendo obtenido un mínimo del 35%, superaran a los candidatos que obtuvieron el segundo lugar por una diferencia mínima de cinco puntos porcentuales.

Con esa reforma, los contralores pasaron a ser cinco; los magistrados de la CSJ 16; y los magistrados de la CSE, siete y se estableció la cancelación de la personalidad jurídica de los partidos políticos que no obtuvieran al menos un 4% del total de votos válidos en las elecciones.

En 2004 se reformó el artículo 138, inciso 12, y un año después, en distintos momentos, la Carta Magna sufrió tres cambios más.