•  |
  •  |
  • END

Los hechos de violencia registrados en la ciudad de León el pasado domingo y en el que resultaron lesionados simpatizantes liberales, entre ellos el jefe de campaña del Partido Liberal Constitucionalista, no son delitos electorales sino hechos delictivos, según el criterio de la primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional.

Y ese es precisamente el tratamiento que la Policía, a través de sus investigaciones, le está dando, de acuerdo con las afirmaciones de la jefa policial, quien confirmó que se está instruyendo una causa por daños y perjuicios del señor Aníbal Toruño.

Toruño resultó lesionado por una pedrada la noche del pasado domingo en el barrio El Coyolar de la ciudad de León, cuando participaba en una caravana como parte de la campaña electoral de su partido.

“El hecho del domingo es un hecho delictivo, no es un delito electoral”, dijo categóricamente la jefa policial, quien aseguró que se está investigando quiénes son los responsables de las lesiones sufridas durante el ataque.

Además del ataque contra la caravana liberal, también fueron manchadas con pintura roja y negra las viviendas de varios liberales, entre ellos la de la ex vicealcaldesa de León, Dora María Gurdián, y la casa de campaña del PLC.


Expediente en la Fiscalía
Granera confirmó que el expediente de las investigaciones sobre el caso del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos ya fue trasladado a la Fiscalía para que proceda de acuerdo con la ley.

La directora policial aclaró que la captura de “El Chino”, la persona identificada como la que despojó de la cámara fotográfica al periodista del Cenidh, Héctor Calero, no se hizo porque no fue “in fraganti”, de acuerdo como lo señala el nuevo Código Penal. “Eso se lo aclaramos al Cenidh y quedaron claros de que era imposible”, indicó.


Inaugura unidad policial
Granera inauguró ayer la nueva delegación de la Policía Nacional en el municipio de La Paz Centro, oficinas que fueron destruidas por una parte de la población de ese municipio, que reaccionó violentamente tras la muerte a manos de un agente de la Policía del joven Luis Ángel Miranda Salgado, el pasado 14 de septiembre.

La jefa policial dijo estar contenta, más que por la reconstrucción de la unidad policial, por los avances registrados en la reconstrucción de la relación de la comunidad de La Paz Centro con la Policía. “El edificio es sólo un símbolo de la reconstrucción de la relación de confianza entre la Policía y la comunidad”, dijo Granera.

Desde ayer, 44 días después de los sucesos de La Paz Centro, ese municipio cuenta no sólo con una nueva delegación policial, sino también con una nueva Comisaría de la Mujer y un trabajo fortalecido de la Policía con la población.

“Reactivamos la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana que demuestra la voluntad de participar en las labores de su propia seguridad”, dijo Granera.


Nuevos policías
El alcalde del municipio de La Paz Centro, ingeniero Fanor Sampson Granera, destacó que el nuevo personal policial que fue trasladado al municipio, fue capacitado para dar un mejor trato a la población y señaló que ello permitirá no sólo una mejor atención, sino una mejor relación entre la comunidad y la Policía.

“Buscamos una nueva forma de ejercer la autoridad”, dijo Granera, mientras era saludada efusivamente por los asistentes al acto que colmó la pequeña plaza del municipio.