•  |
  •  |
  • END

El presidente del FISE, Nelson Artola, no acató ayer un mandato judicial destinado a presentarse ante la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos para ver la posibilidad de una mediación ante una demanda judicial civil que le interpuso el cantautor Carlos Mejía Godoy.

El representante legal del artista, doctor Orlando Cardoza, confirmó a END que Artola no se presentó a la mediación, medida destinada a resolver diferencias y evitar juicios, por lo que una vez que en esa dirección le entregaron el acta que oficializa la no comparecencia del presidente del FISE, el juicio sigue de frente.

La demanda es porque Artola no le pagó al cantautor la suma de 3 mil córdobas después que hace varios años le hizo el himno a Matagalpa, cuando el ahora titular del FISE era alcalde de la Perla de Septentrión. Ese trabajo que contempló arreglos musicales, generalmente tiene un precio que oscila entre 4 y 5 mil dólares.

El primero que llamó a Carlos para materializar el pedido de Artola fue José Jiménez Quintero, quien era el responsable de cooperación externa en la Alcaldía de Matagalpa, pero el “calvario” de Mejía Godoy despegó el 28 de diciembre de 2006.

Escribe el himno, hace la letra e incluye los arreglos musicales y le dice que lo iban a estrenar en enero de 2007. Carlos tenía preparado su viaje a España para el proyecto del homenaje que le hicieron varios artistas españoles, y “contra el tiempo me fui a España, y en el avión iba escribiendo la canción por las presiones que me habían hecho”, dice.

Acordó entregar el trabajo musical el 12 de enero de 2007, y “ese mismo día me entregarían el cheque por el cincuenta por ciento del costo, mandé la letra, pero a partir de ese momento cero comunicación, el señor Jiménez no volvió a aparecer y Artola ni siquiera le respondió llamadas telefónicas.

Segunda caída
La segunda parte del calvario de Carlos es cuando Artola se va al FISE, pero antes el cantautor habló con el actual alcalde de Matagalpa, quien le dijo: “Carlitos, yo no tengo vela en ese entierro, esa fue una solicitud del señor Artola”.

Cuando Carlos comienza a buscar a Artola, alguien del FISE le dijo: “La única forma es que te presentés a la oficina de Nelson y no te movás, y eso fue lo que hice. Me fui al FISE, Artola salió con los brazos abiertos diciéndome: “Mi querido hermano, poeta”, entre otras frases.

Muy molesto, Carlos le dijo a Artola: “Con todo respeto doctor, no me diga una frase más, dígame cuándo vengo por mi dinero, porque este es el gallopinto de mis hijos”. Artola, haciendo gala de singular demagogia y ante testigos que él puso, le dijo: “El lunes me le sacan el cheque”.

Pero el “bendito” cheque no salió, y la respuesta de Artola al término de varios meses, fue que un día de tantos se presentó a la casa de los Mejía Godoy una enorme camioneta con un megasistema de sonido y comenzó a tocar “La Consigna”. Eso no le ofendió a Carlos, “pero de pronto comienzo a escuchar frases hirientes, como: ¡traidor, traidor! ¡Muerte a los traidores!... y un hijo mío tomó su celular y filmó al tipo que lanzaba esos ataques.

La persona que hacía los ataques era el doctor Nelson Artola, dice el cantautor quien confirmó que esa grabación la tiene en archivo y fue presentada en su oportunidad ante el Cenidh “para que constara que había una amenaza de muerte”.

No descartó que con estas declaraciones los medios oficialistas aparezcan diciendo que Carlos Mejía está en otra campaña ahora que vienen las elecciones municipales, “pero estoy aquí --en el centro de mediación--, porque el abogado me llamó dentro del proceso judicial que se siguen en los tribunales de justicia.