• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El 49% de la población nicaragüense valora muy bien la gestión del presidente Daniel Ortega, lo cual indica que tuvo una mejoría, según datos que arrojara la más reciente encuesta de Cid Gallup, realizada del 10 al 16 de enero de 2014.

020214 gestion

Según la encuesta aplicada a 1,200 ciudadanos mayores de 16 años de todo el país, poco menos de la mitad de los nicaragüenses (el 48 %) cree que Ortega está desempeñando su gestión bien o muy bien.

La opinión favorable a la gestión del presidente Ortega tiende a ser más elevada entre los partidarios del FSLN y el estrato con una mejor condición económica familiar; mientras que los críticos son principalmente los segmentos opuestos al Gobierno.

El 45% de los entrevistados desaprueba la gestión del presidente Ortega y el 6% no sabe o no respondió.

La tendencia

La encuesta de Cid Gallup revela que la valoración positiva que tienen los nicaragüenses sobre el desempeño del Gobierno está aumentando con relación a los cuatrimestres anteriores. De septiembre de 2013 a enero de 2014 la valoración positiva sobre el desempeño del mandatario nicaragüense se incrementó del 42% al 48%.

Según la encuesta, hay una creciente aceptación de las labores de Ortega; el 64% cree que el Gobierno está realizando “siempre” o “casi siempre” lo mejor para el pueblo.

Más de la tercera parte de los nicaragüenses cree que Ortega dejará el país mejor que como lo encontró y cuatro de cada diez nicaragüenses opinan que no logrará ningún avance.

Las reformas

Consultados sobre las reformas constitucionales, que causaron fuertes críticas por parte de la oposición, más de la mitad de los nicaragüenses —el 54%— indica estar “muy” o “algo” de acuerdo, mientras un tercio de la población —el 39%— no está del todo de acuerdo. El 7% de los entrevistados no sabe o no respondió a la consulta.

Preferencia partidaria

El FSLN sigue siendo el partido de mayor aceptación, consolidándose como líder absoluto con el 52% de simpatizantes, mientras el 40% de la población opinó no tener partido de preferencia.

La oposición se mantiene dividida, lo cual fortalece al partido de Gobierno, que incrementa sus adeptos ante la ausencia de un partido opositor afianzado.