•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En ascuas continúan parte de los socios de la Cooperativa “Samuel Mairena”, a cargo de la Mini Ruta 4 (MR-4), por su conflicto con el interventor Eddy Argeñal Duarte, impuesto por el Ministerio de Economía Familiar, y por quien aducen que no tienen combustible para laborar.

Según Jorge Cruz Téllez, la orden del combustible está dada y también el pago de 78 mil córdobas para su compra, pero en la estación que les provee se dio orden de no entregar la gasolina sin orden de Argeñal.

El Nuevo Diario llamó al número del interventor Argeñal, pero solo suena la contestadora. No fue posible tampoco conocer dónde es que despacha.

“Hay un conflicto con este señor. Ahora les entregó el subsidio solo a ocho socios y sus unidades están cargando combustible en la Cooperativa “Omar Baca”, del presidente de la Unión Regional de Cooperativas del Transporte, Urecootraco, Danilo Sánchez. Al resto de socios, que somos diez, nos dicen que vamos a desaparecer”, alega Cruz, quien fue seleccionado como parte de la directiva de la cooperativa, antes de la intervención, debido a un faltante en los fondos.

Desconocen motivos

Cruz dice desconocer cuáles son los intereses para dañarlos, y de no obtener el combustible únicamente 13 unidades saldrán a la calle, la restante flota de 27 buses no podrá trabajar.

“Miré en un canal de televisión declaraciones del nuevo director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, Amaru Ramírez, donde decía que revisaría la situación de la MR-4, esperemos que cumpla y se resuelva la situación”, alegó el cooperado.