•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Promover las inversiones y elevar los niveles de educación técnica en el país, son los ejes de trabajo que este año impulsará la Cámara de Comercio Americana, Amcham, la cual desde la semana pasada eligió como su nuevo presidente a Alfredo Artiles, un empresario con más de 15 años de trayectoria.

En la primera entrevista que ofreció Artiles a El Nuevo Diario, habló sobre la relevancia de incrementar la productividad y la competitividad de Nicaragua para un mayor desarrollo económico.

¿Cómo valora el panorama económico?

Nicaragua es un país que tiene cualquier cantidad de oportunidades, porque aquí hay belleza para invertir en la parte turística, tenemos todos los recursos naturales para invertir en energía, hay cualquier cantidad de tierras para invertir en agricultura. Entonces, si sumamos todas estas cosas y las ponemos en una balanza, el peso que tiene Nicaragua es positivo, porque todavía es más alto que aquello que se pueda mejorar.

¿En qué se debe mejorar como país?

Existen oportunidades de mejorar… Por ejemplo, la educación. Nosotros necesitamos mejorar los niveles educativos…, y no me refiero únicamente a mejorar el nivel de Primaria, de Secundaria, de Universidad, sino la parte técnica.

¿Qué se requiere?

Necesitamos impulsar la educación técnica, hacer esa alianza de universidades-sector privado-sector público, para que nosotros podamos de esta manera contar con más técnicos en electricidad, en fontanería, es decir, en todas las ramas que se necesitan, porque cuando se den estos megaproyectos, vamos a necesitar de esta gente, y si no la tenemos tendremos que importarla.

¿Qué esfuerzos hace el sector privado por la educación técnica?

Ya el sector privado aporta un monto al Inatec (Instituto Nacional Tecnológico), y eso es un primer paso, lo que necesitamos es continuar fortaleciendo alianzas, y en Amcham vamos a trabajar para apoyar ese esfuerzo que ha venido haciendo el Inatec, lo que necesitamos es afinarlo.

¿Cómo valora el 4.6% de crecimiento? ¿Cuál sería el crecimiento óptimo?

Ese es un porcentaje sólido, respetable. Ahora bien, para salir de la pobreza necesitamos crecer el doble, por lo menos un 8%. Es decir, las cosas se están haciendo bien, pero todavía se tienen que hacer más esfuerzos. Macroeconómicamente, el país ha sido manejado de manera responsable, eso hay que reconocerlo, y permite que haya un clima de inversión más atractivo que nos haga más competitivos.

¿Ejes de trabajo?

Hay que partir del hecho de que somos una cámara de comercio binacional. Y uno de nuestros principales objetivos --y sobre el cual vamos a estar enfocados este año-- es la promoción de inversión. Si queremos sacar adelante este país, lo que tenemos que hacer es traer empresas que inviertan acá. Con eso tendremos más empleos, más exportaciones, vamos a contribuir más con el desarrollo de Nicaragua. Vamos a promover inversión, a continuar trabajando en la línea de educación, en la línea de medioambiente, esos van ser los pilares más importantes. No somos un partido político, yo no soy un político. No esperen de mí que voy a dar charlas o comentarios de índole partidaria.

Pero el país requiere dar mayor valor agregado…

Las exportaciones --especialmente a los Estados Unidos--, desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio, se han incrementado en más de 71%, y gran parte de estas exportaciones están en torno a productos que requieren un mayor nivel de especialización. Cuando vengamos y enfoquemos lo que es la educación técnica, universitaria y de secundaria de alta calidad, y además lo unamos a lo que son iniciativas de innovación, automáticamente vamos a obtener como resultado productividad, que hace que la economía de un país crezca.



¿Quién es?


Alfredo Artiles posee una doble licenciatura: en Finanzas y en Gerencia Empresarial. Además, cuenta con una Maestría en Economía y Finanzas. También estudió Contaduría Pública.

Desde hace 16 años se incorporó a KPMG, y desde 2008 es socio director de esta compañía. La semana pasada fue electo como nuevo presidente de Amcham, organización donde fungió como fiscal, vicetesorero y secretario.
Actualmente cursa un programa de Líderes Centroamericanos en el Incae.