•  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Salud (Minsa) no sólo está fumigando Managua con banderas rojinegras y con materiales alusivos a la actual campaña electoral, también lo está haciendo con brigadistas de “nuevo ingreso”, inexpertos.

Ayer, mientras el titular del Minsa, Guillermo González, recorría junto a altos funcionarios de la entidad el barrio Villa Reconciliación, ubicado en la capital, una parte de los 40 brigadistas de salud que fumigaban la zona, pasaban apuros con los equipos que portaban: máquinas-mochilas llenas del veneno que neutraliza el mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue clásico y hemorrágico.

Unos, incluso, regresaron hasta tres veces a la misma casa y al mismo camino para acabar la labor, pues la máquina algunas veces se les apagaba y no lograban rociar bien el veneno en el patio y en las charcas del lugar.

Al observar la falta de destreza, EL NUEVO DIARIO preguntó qué pasaba, y los trabajadores consultados indicaron que alrededor de 30 eran al menos “nuevos” en el quehacer.


No pagan mal
“Lo que pasa es que a ellos los llevaron ayer (martes pasado) al Minsa y les dijeron que iban a fumigar, sin capacitarlos, prácticamente, y el problema es que la máquina se calienta mientras se fumiga y puede quemar… inclusive hasta muebles como sofá y cortinas, y si eso pasa nos toca a nosotros pagar lo quemado”, confesó uno de los empleados de Salud.

Uno de los trabajadores con poca habilidad comentó a EL NUEVO DIARIO que el Minsa sí los capacitó. “Lo que pasa es que lo hizo ayer mismo (martes) porque nosotros éramos abatizadores, venimos del Centro de Salud ‘Francisco Buitrago’, del Distrito Cuatro, y nos dijeron que ahora íbamos a fumigar corrido: de lunes a domingo”, mencionó.

Por esa tarea, el ministerio les está pagando 100 córdobas por día. La paga es quincenal, de acuerdo con el brigadista.

Marnen Ruiz, jefe del Programa contra el Dengue en el Silais-Managua, indicó antes del incidente descrito que ya movilizaron en la capital a 683 trabajadores para frenar el desarrollo del mosquito en mención. La movilización se mantendrá hasta que pase el riesgo de propagación del dengue, según dejó entrever.