•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 2,100 trabajadores del Ministerio de Salud, Minsa, que ya cumplieron 60 años, podrán optar al retiro y recibir la indemnización que manda la ley, informó su titular, Sonia Castro, quien también anunció la contratación de 4,000 trabajadores “para inyectarle energía” a ese ministerio.

Este plan de retiro se cubrirá con US$23 millones que saldrán de un préstamo de US$35 millones al Banco Interamericano de Desarrollo, BID, con el cual también se busca ampliar y fortalecer el servicio de salud pública en 33 municipios del norte y del occidente del país, dijo por su parte el diputado Carlos Langrand, miembro de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

Luego de participar en la consulta de dicho préstamo con la Comisión Económica, Castro justificó la iniciativa señalando que hay muchas personas que llevan más de 30 años trabajando en el sector salud o que ya cumplieron 60 años, pero que por alguna enfermedad ya no pueden realizar actividades propias de su trabajo, como ir a las comunidades y caminar hasta seis horas en búsqueda de pacientes.

Porras aclara

Sin embargo, al final de la tarde, el secretario general de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fetsalud, Gustavo Porras, indicó que se trata de un plan que consiste en garantizar la indemnización a los trabajadores que desean jubilarse, pero que temen esperar uno o dos años para recibirla por falta de recursos, así como en aumentar en un 20% el salario de aquellos que se han desempeñado por más de tres décadas en el Minsa y desean continuar haciéndolo.

No obstante, no detalló la cantidad de trabajadores que podrían optar al retiro o decidir seguir trabajando a pesar de tener 60 años. Lo que sí aclaró es que este plan de retiro entrará en vigencia una vez que la Asamblea Nacional apruebe el préstamo del BID, y será sostenible por aproximadamente tres años.

Porras agregó que con estos US$23 millones no está previsto pagar la indemnización a aquellos trabajadores que se han retirado y no la han recibido, pero afirmó que seguramente con este plan habrá cierta disponibilidad de recursos que le permita al Minsa ponerse “al día” con algunos de ellos.

El otro componente

Castro señaló que el otro componente del préstamo del BID es el fortalecimiento de la salud en el ámbito de la niñez, nutrición y embarazo con un enfoque de prevención. “Pensamos nosotros en este mismo proyecto capacitar a casi 4,000 miembros de la red comunitaria, brigadistas, parteras, para ser promotores de salud en su comunidad”, dijo.

El diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, refirió que el proyecto del Minsa, en sus dos componentes, busca fortalecer un sistema de salud inclusivo.

El préstamo de US$35 millones beneficiará a 33 municipios ubicados en los departamentos de Madriz, Nueva Segovia, Estelí, León, Chinandega y Managua, específicamente a 134,977 mujeres en edad fértil, a 16,500 embarazadas, a 28,415 niñas y niños menores de edad, y a 85,701 niños de entre tres a seis años en la zona rural.