elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un diputado y dirigente del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) calificó hoy como un "fracaso" el anuncio de Costa Rica en demandar a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por ofertar bloques marinos en territorio que ambos consideran suyos.

"La actitud del gobierno saliente de Costa Rica lo único que revela es el fracaso que ellos han tenido, durante cuatro años" en materia de política exterior, declaró el secretario de Relaciones Internacionales del FSLN, Jacinto Suárez, al ser consultado por periodistas.

Suárez, también presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Legislativa, observó que la política exterior del gobierno de Chinchilla "ha sido imponer un esquema de Nicaragua victimario y Costa Rica la víctima", que no le ha rendido frutos.

"Como se están yendo, Costa Rica ha entendido el fracaso de esa política, además se han puesto intransigentes y no han querido de ninguna forma el diálogo", remarcó.

Asimismo, el legislador sandinista no descartó que el gobierno de Chinchilla quiera imponer el tema en agenda entre los candidatos que se disputarán la Presidencia de Costa Rica en segunda vuelta, Luis Guillermo Solís, del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana (PAC) y Johnny Araya, del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN).

"Los candidatos (presidenciales de Costa Rica) que van a segunda ronda han hablado de negociar y conversar (con Nicaragua), entonces (el gobierno de Chinchilla) lo que hace es que tira sobre la mesa una nueva carga para ir dificultando el futuro diálogo", advirtió.

Agregó que "si pusiera un término fuerte para hablar de esto, diría que es una actitud ponzoñosa del gobierno de Costa Rica, fruto de su fracaso, tiran la última ponzoña que pueden sobre las relaciones de Costa Rica con Nicaragua".

El canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, afirmó ayer que su país demandará este año a Nicaragua ante la CIJ por ofertar bloques marinos ubicados en territorio costarricense, lo que Managua niega.

Costa Rica asegura que hay 18 bloques en el Pacífico y 55 en el Caribe que Nicaragua ha ofertado para llevar a cabo actividades petroleras y que se encuentran en territorio costarricense o en zonas donde no se han definido límites.

Nicaragua ha negociado ya un contrato de exploración petrolera en el mar Caribe con el consorcio estadounidense Noble Energy Ltd, y mantiene conversaciones con la española Repsol.

El agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello, ha sugerido a Costa Rica definir sus límites marítimos en el Caribe, "porque no existe".

Según Nicaragua, Costa Rica tenía una delimitación en base a un tratado con Colombia, en alusión al Facio-Fernández de 1977, que reconocía como frontera el meridiano 82, que la CIJ determinó no lo era en la disputa entre Managua y Bogotá.

El 19 de noviembre de 2012, la CIJ definió los límites en el Caribe entre Bogotá y Managua y dejó en manos de Colombia siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a esta nación en 2007.

También otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 70.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

El problema de fondo es que los límites marinos entre Costa Rica y Nicaragua no están bien definidos y las negociaciones están suspendidas desde 2005.

En la actualidad, la CIJ tramita en un solo caso una demanda de Costa Rica contra Nicaragua por invasión de territorio y daños ambientales en una zona que ambos reclaman como propia, y otra en la que Managua acusa a San José de causar daños ambientales al fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense.