•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Instituto Nacional Forestal (Inafor) de la Región Autónoma Atlántico Sur prohibió el uso de sierra de marco o serrucho manual, que es utilizado por dos personas para el corte de madera. De acuerdo con la delegada distrital, Karla Müller, "desde el año pasado hemos informado que toda aquella persona involucradas con el aprovechamiento de la madera, ya no se le permitiría el uso de la sierra de marco, que deben hacer sus cortes en los aserríos”.

Indígenas protestan

La disposición ha generado la reacción grupos indígenas que rechazan la prohibición porque consideran que solo beneficia a los aserríos y grandes comerciantes de madera, tal como dice Róger Rigoberto López, del Movimiento Indígena de la RAAS (Miraas), “la sierra de marco económicamente es la más accesible y no hacemos daño al medio ambiente”.

“Estamos solicitando una prórroga indefinida para que los comunitarios que se dedican a la forestaría comunitaria no se vean afectados, porque la prohibición viene a quitarle el pan de cada día a los que viven de la extracción de madera”, dice el dirigente indígena.

El pastor José Luis Cerna, miembro de la Asociación de Pastores de la RAAS (Apamur), alega que la medida no fue consultada, “el aserrío industrial es una imposición que nunca ha sido consultada con los comunitarios”, dijo Cerna.