Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jueza Tercero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de Managua, Rosario Gaitán Pavón, ordenó la libertad de la panameña Selmira Isela Samaniego Velásquez, pero a la vez ordenó su expulsión del país.

Lo resuelto por la jueza Gertrudis Gaitán cumple con lo pedido por la sentenciada (Samaniego), quien cumplió condena de 10 años de prisión por el delito de transporte de estupefacientes.

La resolución notificada ayer a las partes también llenó las expectativas del Ministerio Público, porque la judicial, igualmente, ordenó la expulsión del territorio nacional de la extranjera, tal como lo pidió la Fiscalía.

La abogada Reyna Jarquín, quien ejerció la defensa de Samaniego, señaló que su representada fue capturada en el Aeropuerto Internacional de Managua el 17 de mayo de 2005.

Samaniego fue arrestada por la Policía en la terminal aérea internacional, llevando consigo ocultos en los glúteos dos paquetes de cocaína que pesaron 1,000 gramos, delito por el cual fue sentenciada a pasar una década en prisión.

Al momento de su detención, en mayo de 2005, la canalera estaba embarazada de una niña la que nació mientras ella estaba en prisión, y fue bautizada con el nombre de Milagro.

 

Iba a Guatemala

De acuerdo con las investigaciones policiales, la panameña Selmira Isela Samaniego Velásquez, quien fue condenada por narcotráfico, tenía previsto transportar la droga a Guatemala y México.

La jueza Rosario Gaitán Pavón en su momento otorgó la libertad temporal a Samaniego para que cuidara de su niña. La canalera no pudo salir del penal porque no hubo quién se constituyera en su fiador personal.