Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

Familiares de los acusados por el asesinato del ingeniero Carlos Moreira López, quien laboraba para la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), pidieron a las autoridades de la Fiscalía que investiguen a profundidad el caso, pues afirman que los detenidos son “chivos expiatorios”.

La Fiscalía calificó los hechos como asesinato, robo agravado y hurto, y acusó a René y a Alexis Mendoza, ex empleados de Enatrel, y al ex vigilante Pablo Antonio Meléndez, quienes hoy enfrentarán juicio oral y público.

Al momento del asesinato, Moreira --responsable del Departamento de Controles Eléctricos y Centro de Control--, había sido ascendido a vicegerente, el segundo de Domingo Cáceres.

Emerson Alexis Salgado Estrada, quien trabajaba con Moreira, declaró durante el proceso investigativo que tenían pendiente la licencia de patrón de calibración de medidores, además de la programación de auditorias de varios agentes de mercado.

El contralor colegiado, Luis Ángel Montenegro, informó que la auditoría en Enatrel está bien avanzada y sólo falta la toma de entrevistas para determinar el tipo de responsabilidad.

Pablo Meléndez y Óscar Antonio Álvarez se presentaron a EL NUEVO DIARIO para defender la inocencia de sus familiares, Pablo Antonio Meléndez y Alexis Mendoza, respectivamente, y presentaron copia de las denuncias interpuestas ante la Contraloría General de la República (CGR) por presunta corrupción.


Dicen contar con testigos claves
Álvarez afirmó que en el juicio presentarán a los testigos que demostrarán que su hermano Alexis se encontraba en Managua el día del crimen, y mostró copia de las denuncias presentadas en la CGR.

Meléndez, por su parte, presentó una copia de la hoja de supervisión realizada por la empresa Halcón, donde laboraba su hijo, y con la cual se demuestra que la noche del asesinato, ocurrido el 22 de agosto, se encontraba en su trabajo de vigilante en la empresa Futec.


La denuncia ante la Contraloría
La denuncia ante la CGR indica que entre 2000 y 2006 se falsificaban firmas en recibos de trabajo y actas de recepción en diferentes subestaciones, entre éstas, Matagalpa, Sébaco, Estelí y Yalagüina.

Asimismo, según la denuncia, se realizaban cotizaciones directas con personas que construyen obras verticales y horizontales para tener un valor aproximado, y posteriormente las ejecutaban personas allegadas al ingeniero Domingo Cáceres, ascendido en enero de 2007 a Gerente de Transmisión de Enatrel.