•  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica

La Fundación del Río se mostró “preocupada por el silencio” de las autoridades nicaragüenses ante la inminente contaminación del río San Juan con el proyecto minero de las Crucitas en Costa Rica.

Teresa Mariscal, de dicha organización, dijo que al parecer la contaminación es inminente, y que por ello “vemos con gran preocupación que el Gobierno de Nicaragua no ha interpuesto ante las instancias pertinentes los recursos para que Costa Rica no lesione sus intereses soberanos”.

Mariscal reiteró que desde la sociedad civil organizada con representación de jóvenes, mujeres, líderes y ONG, han venido realizando una serie de acciones para sensibilizar a la población y a las autoridades nacionales del peligro que supone para la estabilidad ecológica, económica y social, el proyecto minero en Las Crucitas.

“Peligro ecológico porque las descargas de aguas cianuradas en el río San Juan supondrán la muerte directa de la vida acuática con sus consecuencias en la diversidad ecológica del río, así como la contaminación de los humedales”, expuso.

En el caso económico, porque gran parte de las poblaciones fronterizas viven de los recursos acuáticos que proporciona el río. Además, afectaría la actividad turística sobre este río y los ecosistemas presentes por la contaminación de estas aguas con metales pesados.

Y en lo social porque enfrentaría a las poblaciones vecinas en la lucha por el agua y los recursos acuáticos.

“La cuenca del río San Juan es una cuenca compartida entre Costa Rica y Nicaragua, cualquier acción en la cuenca repercute en ambos países y en sus poblaciones. Tantos esfuerzos realizados y fondos internacionales invertidos tienen que convertirse en mayor diálogo y respeto de las leyes internacionales, en especial de Costa Rica que se ha vendido como un país ecologista y pacífico”, adujo Mariscal.

Por ello exhortaron a las autoridades nacionales a que exijan el cumplimiento de los convenios internacionales y que el gobierno de Óscar Arias cancele dicho proyecto.

Por su parte, Amaru Ruiz Alemán, informó que el pasado 12 de octubre realizaron una marcha contra la minería metálica en Peñas Blancas, Las Manos y Los Chiles, con la participación de más de 400 jóvenes nicaragüenses, miembros de la Coalición de Organizaciones Juveniles y representantes del Centro Humboldt.

Recordó que el objetivo fue para sensibilizar y visualizar a nivel regional el rechazo a la minería metálica, tanto subterránea como a cielo abierto, ya que estas modalidades han desplazado grandes volúmenes de tierra y roca, dejando como resultado paisajes alterados, bosques destruidos, agua, y aire contaminado, incluyendo la destrucción de ecosistemas.


lmendoza@elnuevodiario.com.ni