•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Asamblea Nacional aprobó esta mañana un préstamo de US$35 millones del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para el fortalecimiento de sistema de salud pública del país.

Según el diputado José Figueroa, la aplicación del préstamo tendrá tres componentes. El primero será para la optimización del talento humano del Ministerio de Salud, Minsa. Esto permitirá que los trabajadores que tengan más de 30 años de laborar para el Minsa y 60 años de edad puedan acogerse a un plan de retiro voluntario y recibir sus compensaciones de ley.

El segundo componente consiste en capacitar a nuevos técnicos y profesionales que serán el relevo de los trabajadores que se pasen a retiro. También se capacitarán a más de 4 mil miembros de la red comunitaria de los servicios de salud de 33 municipios del corredor seco del país, y a técnicos de los Silais, centros de salud y clínicas maternas.

Unos seiscientos mil nicaragüenses serán beneficiados con la capacitación del personal de salud, indicó el diputado.
El tercer componente del préstamo estará dedicado a la administración y supervisión de este proyecto.

2,100 a retiro

Unos 2,100 trabajadores del Ministerio de Salud, Minsa, que ya cumplieron 60 años, podrán optar al retiro y recibir la indemnización que manda la ley, informó recientemente la titular de esa institución, Sonia Castro, quien también anunció la contratación de 4,000 trabajadores “para inyectarle energía” a ese ministerio.