Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Las entidades encargadas de perseguir actos de corrupción pública y fiscalizar el buen uso de los recursos del Estado, prefieren ignorar los casos de actos irregulares de ENEL en el caso del “factoraje” con Caruna y anomalías de la generadora con los miles de córdobas que ha destinado para pago de falsa publicidad a “Publicidad y Producciones Digitales S.A.” (PPDSA), ligada al asistente personalísimo de la pareja presidencial y cuyos fondos son utilizados para rótulos, rezos y toda clase de actividades partidarias.

El Procurador General de la República, Hernán Estrada, al ser consultado respecto de si investigarán lo revelado por investigaciones periodísticas de EL NUEVO DIARIO y el programa televisivo “Esta Semana”, dijo que mientras no haya acciones de la Contraloría en estos casos, él no actuará.

“Le corresponde a la Contraloría General de la República (CGR) investigar la situación”, dijo el abogado del Estado en una pequeña entrevista telefónica, obviando que su trabajo es autónomo y su misma Ley que le faculta a actuar para velar por los intereses del Estado al margen del trabajo de cada entidad.

“No he recibido nada de la Contraloría y tengo que esperar cosas oficiales, si me envían algo voy a actuar como lo hemos hecho en otras casos. Pregúntenle a los contralores”, finalizó Estrada.


Contraloría le da largas
Los contralores, por su parte, decidieron en la reunión de ayer no abordar los temas del caso ENEL, aduciendo que no se encontraba en el país el presidente del ente fiscalizador, Luis Ángel Montenegro, y que esperarían a su regreso para tomar una decisión, aunque el mencionado colegiado ya adelantó criterios sobre este asunto, asegurando que no hay mayor irregularidad en ellos.

“No lo abordamos (el tema ENEL) porque no está en el país el contralor Montenegro y decidimos que es mejor esperar que esté presente para tomar una decisión, sobre todo porque creo en lo personal, que él maneja con un poco más de propiedad el asunto”, dijo el vicepresidente de la CGR, Guillermo Argüello Poessy.


El vocero Montenegro responsabiliza a AN
El pasado miércoles, Montenegro dijo a los medios que en el caso del factoraje de 388 millones de córdobas entre ENEL y Caruna, es una responsabilidad de la Asamblea Nacional.

“Hay que aclarar varios aspectos sobre el tema de los 388 millones cuando la Asamblea Nacional le aprueba a un ente autónomo del Estado, de naturaleza mercantil, como es ENEL. En todo caso, si hay una operación ilegal es responsabilidad de los diputados de la Asamblea haber aprobado por ley una operación de naturaleza mercantil, que es para pagos de una deuda”, dijo Montenegro.

Agregó que “si nos ubicamos en la posición de ENEL, ENEL es una empresa del Estado de naturaleza mercantil, que puede contraer obligaciones, ya sea con Petronic o con particulares, llenando los requisitos que establece la Ley de Deuda Pública”.

“De tal manera que si alguien conoció alguna irregularidad sería la Asamblea Nacional. A la Contraloría ¿qué es lo que le compete revisar?, el Presupuesto General de la República mediante auditorías para ver si los procedimientos aprobados en la Ley de la Asamblea Nacional se cumplieron en ENEL. Eso es a lo que nosotros tenemos competencia”, sostuvo el presidente de la Contraloría.


La posición de los otros colegiados
Pero esa posición no es compartida por los contralores Argüello y Lino Hernández, que tienen sus consideraciones tanto del caso del “factoraje” como en el de los millonarios desembolsos que han salido de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) para falsos pagos de publicidad a favor de la empresa “Publicidad y Producciones Digitales S.A.”, ligada a Carlos Mejicano.

“Yo creo que frente a esta continua y permanente exposición de actos que al parecer son irregulares y que se han realizado en ENEL, esta Contraloría debe hacer uso de las facultades de control que tiene y que le fueron otorgadas por la Constitución”, dijo Argüello Poessy.

Por su lado, Hernández señaló que “hay que analizar bien las cosas porque las entidades tienen facultades y límites y eso es lo que habría que ver en el caso del ‘factoraje’, porque hasta donde entiendo no se puede hacer con entidades públicas, además con grandes comisiones de por medio que bien se pudieron haber ahorrado para el Estado”.

El presidente Ejecutivo de ENEL, Ernesto Martínez Tiffer, confesó ayer que la Cooperativa de Ahorro y Crédito, Caja Rural Nacional (Caruna), obtuvo ganancias de hasta 400 mil dólares por el préstamo de 20 millones de dólares (388 millones de córdobas) que hizo a la empresa eléctrica y que se pagó con fondos del Presupuesto General de la República.

Hernández dijo que en el caso de pago de la publicidad a favor de PPDSA, “no hay claridad sobre las circunstancias en las que se aprobaron esos desembolsos para esa empresa, y mientras no se aclare se podría hasta presumir cualquier cosa, además (el respeto) de las normas de control interno y hasta posible conflicto de intereses”.

Añadió que el procurador Estrada no tiene que esperar alguna resolución de la Contraloría para actuar. “Él bien podría actuar, aquí no se puede poner la opinión o trabajo de la Contraloría como una condición para ejercer funciones propias de cada institución y en este caso, el procurador representa los intereses del Estado, porque es su abogado y al menos ya hubiese pedido información a ENEL sobre estas operaciones, para ver por su parte qué se puede hacer”, manifestó.


Lo descubierto
Las investigaciones de EL NUEVO DIARIO confirman que PPDSA fue contratada directamente por Martínez Tiffer sin contar con el permiso de la Contraloría, y que incluso simuló una licitación en la que participaron empresas que no se encuentran registradas en la Organización Nicaragüense de Agencias Publicidad (ONAP).

La documentación que rola en nuestras manos revela el manejo de millonarios fondos estatales que son desembolsados bajo el concepto de publicidad en medios oficiales, a favor de PPDSA, empresa de la que es accionista la periodista Rosa Milagros Hernández, compañera de vida de Mejicano, el hombre-sombra de la pareja presidencial.