•  |
  •  |
  • END

Una confusa acción judicial fue enderezada ayer contra Eduardo Montealegre, con un embargo a lo que fueron sus acciones en Bancentro y los dividendos que están devengando.

El juez ejecutante, Napoleón Sánchez, no pudo explicar la contradicción de calificar el embargo solicitado por la Procuraduría como una medida cautelar por las resultas del asunto Cenis contra Montealegre, es decir, un embargo por un juicio que no ha comenzado, y contra un patrimonio que formalmente --nadie ha probado en juicio lo contrario-- sigue siendo de la sociedad a la que afirma Montealegre que vendió sus acciones.


¿Embargo en lo penal sin juicio?
Unas 10,578 acciones del Banco de Crédito Centroamericano, Bancentro, fueron embargadas anoche por el juez tercero Civil de Distrito de Managua, Napoleón Sánchez, a solicitud de la Procuraduría General de la República, PGR, bajo el supuesto de que aún pertenecen al candidato a alcalde de Managua por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Eduardo Montealegre Rivas, y que habría transferido a un consorcio comercial cuando fue Ministro de Hacienda y Crédito Público.

El consorcio comercial está representado por Roberto José Argüello Osorio, y el juez Sánchez quiso explicar que se trata de un embargo preventivo, como medida precautelar de un juicio que aún no comienza sobre el caso Cenis, aunque también usó la palabra “congelamiento”, creando más confusión todavía.

Según la explicación de Sánchez, la medida judicial se aplica a los pagos, dividendos y cualquier otro bien adquirido o por adquirir, por parte de dicho consorcio comercial.

“Se ha puesto a disposición de la autoridad judicial todo pago o dividendo que a partir de hoy tenga pendiente Bancentro a favor de esta entidad jurídica que es titular de las acciones”, expresó Sánchez.

Agregó que el embargo preventivo recae también sobre “todos los derechos” que generó la transacción, en este caso, la transferencia de las acciones de Montealegre al consorcio comercial y a su titular, Roberto José Argüello.

Pese a que el juicio por el caso de los Cenis está en suspenso dada la inmunidad parlamentaria de Montealegre, el juez Sánchez no logró aclarar cuál es el vínculo con el embargo preventivo ejecutado anoche, ya que si el cautelado es Montealegre, no cabe acción contra terceros poseedores de acciones en algo que ninguna autoridad ha calificado de acción simulatoria.


Explicando lo inexplicable
“La Procuraduría General de la República señaló que por resguardo de que estos bienes sean traspasados, o sean ocultados ciertos pagos que van a exigir ellos, puedan asegurarse. Esta medida cautelar no tiene más que prevenir, afectar bienes que en determinado caso al finalizar un juicio, la sentencia tenga sustento, tenga con qué ejecutarse”, dijo de una manera totalmente divorciada de las más elementales normas jurídicas.

De forma contradictoria, Sánchez dijo que posteriormente “el Estado, a través de la Procuraduría deberá formular la demanda y en ella plantear cuáles son las acciones que van a soportar esta medida precautelar”. Es decir, pareció referirse a un juicio civil que debe iniciarse dentro de los 15 días después del embargo, y esto es imposible dada la inmunidad de Montealegre.

¿Está vinculado con el caso de los Cenis?, se le preguntó al judicial, a lo que respondió: “Creo que sí. A mí me refirieron que había sido de la triangulación, de la transacción comercial de estas acciones”.

Sin embargo, Sánchez se mostró un tanto desinformado, pues al insistir sobre la vinculación del embargo con el caso de los Cenis, prefirió remitir a los periodistas a la Procuraduría General de la República.


Montealegre: Están desesperados
Eduardo Montealegre dijo anoche que no conoce los pormenores del embargo, pero que no hay duda de que se trata de una medida desesperada del orteguismo que reprime con el Poder Judicial, al darse cuenta de que serán derrotados el 9 de noviembre.