•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Atraídos por lo que consideran mejoría salarial, tras la crisis que dejó la plaga de la Roya en sus comunidades, varios segovianos están viajando a Honduras, El Salvador y Guatemala para laborar en fincas o en proyectos de construcción.

Aunque no hay una cifra exacta, se cree que unos 300 ciudadanos de esta localidad están tomando esta opción de sobrevivencia. Eduardo Centeno es uno de ellos. “Yo viajo desde hace tres años, pero ahora no voy solo yo, vamos varios”, dice. Centeno explicó que la “temporada alta” es de diciembre a febrero.

Según obreros de esta ciudad, en las fincas cafetaleras del norte pagaron la lata de café cortado a 30 córdobas, y esta vez, les negaron otros beneficios como alimento y alojamiento. “La verdad, están tratándonos mejor en suelo hondureño. Te pagan mejor, te dan la comida y te alojan”, señala Centeno, quien además agrega que les garantizan transporte desde los municipios cercanos a la frontera.

También en construcción

La recluta de obreros llega hasta Condega (Estelí), Yalagüina, Totogalpa y otros municipios de Madriz. En las cuentas de Centeno, lo que gana en Honduras le sirve para cubrir los gastos para el estudio de los hijos y para que haya una mejor alimentación en casa.

Ramón García ha viajado en al menos dos oportunidades a El Salvador, a trabajar en áreas de la construcción. “Aquí (en su localidad) hay pocos proyectos donde se puede trabajar, y cuando logramos un enganche los salarios son bajísimos”, comparte García.

Otra ventaja, según él, es el pago en dólares en El Salvador. “Bueno, uno ve más el dinero”, añade.

Programas de Gobierno para contrarrestar

Para Noel Alfonso Pérez, miembro de la de la Red Local para las Migraciones, organismo adscrito al Frente Nacional de los Trabajadores, las migraciones son “más esporádicas” por los proyectos alternativos como el Bono Productivo, Usura Cero y otros que impulsa el Gobierno actual.

De igual forma, coincidió en que los tratados especiales para la migración con el “Triángulo del Norte”, de América Central, facilita la movilidad de los nicas, estimada en unas 500 personas cada mes. A diferencia del movimiento desde Nicaragua hacia el sur, que es más costoso y tedioso, porque las autoridades no impulsan persecuciones.

También indicó que los procesos de industrialización --sobre todo en El Salvador y Guatemala-- son mayores que en Nicaragua, y, por ello, quienes han cursado especialidades en la parte de ingeniería industrial y otras buscan esas naciones.

“Los salarios mínimos de esos países, comparados con los de Nicaragua, son mejores. Quienes viajan utilizan un mecanismo de defensa que es ahorrar, y envían remesas convertidas en dólares a sus familias. Eso, según la lógica, le rinde en el poder adquisitivo si se compara con la moneda nacional”, comentó Pérez.

 

Golpeados

Nicaragua es el tercer país de la región afectado por la Roya. Al menos el 32% de sus cafetales se vieron dañados por la plaga. Le sigue Guatemala, con el 70%, y Honduras con el 32.8%, según un informe del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, Oirsa.

El mismo organismo señala que, en Nicaragua, Nueva Segovia, Madriz y Estelí vieron sus cultivos afectados entre un 25 y un 30%. Unas 32,000 personas perdieron sus empleos directos en fincas de todo el país.