•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el área urbana, siete de cada 10 jóvenes ingresan a secundaria, pero en el área rural lo hacen apenas dos de cada 10, según el Informe de Progreso Educativo Nicaragua 2014, el cual refleja que aunque ha aumentado la cobertura escolar, aún falta garantizar la equidad, la permanencia y la calidad en el sistema educativo nacional.

200214 avances

El informe, presentado por el Foro Eduquemos y el Consejo Superior de la Empresa Privada, indica que la matrícula en preescolar, primaria y secundaria, de 2004 a 2013, pasó de 36.3% a 56.8%, de 89.8% a 92% y de 39.9% a 50.1%, respectivamente.

Sin embargo, llama la atención sobre el desgrane de la matrícula en primaria y en secundaria, las brechas en el acceso y rendimiento entre el área urbana y el área rural, los deficientes resultados en las pruebas estandarizadas, la falta de evaluación de la implementación del currículo escolar y el alto empirismo de los docentes, señala el estudio.

“El informe lo que dice es que el país ha hecho esfuerzos importantes en algunos indicadores claves, y que ha habido avances, pero que no son suficientes para que podamos decir que podemos estar contentos y tranquilos”, refirió el presidente del Foro Eduquemos, Ernesto Medina.

Exclusión y desgrane

En 2013, el 49.9% de los jóvenes en edad de estudiar secundaria quedaron fuera del sistema, mientras que en preescolar y primaria fue el 43.2% y el 8%, respectivamente. A ello se suma que en primaria la tasa de abandono escolar pasó de 6.5% en 2004 al 7.9% en 2013.

El informe también destaca que el abandono, el retiro y el no ingreso escolar siguen siendo causas directas del crecimiento de grupos en situación de extraedad o con rezago escolar, al punto que en 2013 el 31% de los estudiantes de primaria ingresó con al menos dos años por encima de la edad correspondiente al grado de estudio.

Por otro lado, muestra que el nivel de aprobación varía considerablemente respecto al nivel de pobreza, pues en secundaria, según datos oficiales de 2009, entre los “no pobres” la aprobación es de 73.3%, entre los “pobres no extremos” de 20.8%, y entre los “pobres extremos” de 5.9%.

 

Faltan políticas de futuro

A juicio del presidente del Foro Eduquemos, Ernesto Medina, se deben innovar las políticas educativas que el Ministerio de Educación, Mined, ha empleado hasta el momento, no solo para mejorar el acceso a la educación, sino para garantizar la calidad de la enseñanza.

“Lo que estamos planteando es la necesidad de un diálogo amplio para ver las cosas con mayor frescura, no seguir insistiendo en un mismo tipo de políticas que quizá fueron buenas para el pasado, pero que ya dieron lo que tenían que dar; es hora de ver hacia el futuro”, puntualizó.

El director regional del Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe, Preal, Ariel Fiszbein, abogó por un diálogo entre los distintos sectores de la sociedad para reconocer la educación como un bien principal y buscar la forma de garantizar que sea de calidad.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, destacó por su parte que se debe “hacer un esfuerzo de articulación entre el sector privado y las universidades para que podamos hacerles ver a los estudiantes que están saliendo de los colegios, cuáles son las carreras que tienen futuro y sobre las cuales se va a desarrollar el país”.

 

"Creemos que todo esfuerzo que aumente la matrícula, que aumente el acceso de los niños a la educación, es positivo, pero eso debe complementarse con acciones que también mejoren la calidad (de la enseñanza)".

Ernesto Medina,

presidente del Foro Eduquemos