•  |
  •  |
  • END

El presidente Ejecutivo de ENEL, Ernesto Martínez Tiffer, no pudo responder a los cuestionamientos relacionados con la contratación de la empresa Producciones y Publicidad Digital S.A., PPDSA, ligada a Carlos Mejicano, el asistente personalísimo de la pareja presidencial, y justificó tal acto, indicando que él no es “investigador”, pues lo que le interesa es que el Estado adquiera los servicios más favorables sin importar quien está detrás.


Esperanzado en Contraloría
El titular de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, durante una comparecencia en el programa Estudio 24 Horas, que dirige el periodista Erving Vega, en Canal 8, brindó declaraciones confusas y hasta se quedó en varios momentos sin respuestas ante las preguntas relacionadas con el escándalo que lo envuelve y se salió de las mismas, indicando que todo se sabrá una vez que la Contraloría realice una auditoría.

Martínez Tiffer, quien en ningún momento convenció a Vega con sus declaraciones, aseguró que para contratar a PPDSA se realizó una licitación en la que participaron varias empresas, pero primero dijo que no recordaba cuántas eran, y luego cambió indicando que eran entre cinco o seis, no tres como publicó EL NUEVO DIARIO, con base en documentos que en esta edición presentamos.

“Nosotros no vemos si (quienes conforman las empresas que contratamos) son cercanos o no al Presidente, nosotros no podemos andar viendo quién es el dueño; vemos que hay una empresa, tiene un respaldo, nos favorece, y la escogemos”, dijo Martínez Tiffer al referirse a los nexos entre PPDSA y Carlos Mejicano.

Este último personaje es desde hace varios años el compañero de vida de la periodista Rosa Milagros Hernández, que forma parte de los socios que conformaron PPDSA, junto a Damaris Carolina Galarza Gazo, identificada como administradora de empresas, y Óscar Danilo Solís Galarza, oficinista.

Los cheques de los pagos a PPDSA fueron cambiados por Julio Largaespada, un socio de Mejicano.

Ante los diversos cuestionamientos y la falta de convencimiento en sus respuestas, el titular de ENEL recurrió una y otra vez a señalar que “nosotros somos respetuosos de la Ley de Contrataciones del Estado, que dice que para contratar servicios, éstos y éstos son los procedimientos… y todo eso lo va a verificar la Contraloría en su momento”.

El vicepresidente contralor, Guillermo Argüello Poessy, dijo a EL NUEVO DIARIO que no existe en los registros de la Contraloría solicitud de ENEL para contratar directamente a la mencionada firma ni en 2007 ni en 2008.


Más mentiras
Martínez agregó que se llamó a que participaran en una oferta por servicios a varias compañías y se escogió a la más favorable. “Se hizo una contratación, vía licitación, no me acuerdo cuántas empresas participaron porque no me meto hasta en el último detalle, porque para eso existe un departamento especializado que está obligado a aplicar la Ley 323, y por eso digo que la Contraloría va a decir si está bien o no”, dijo.

Pero minutos más tarde, la memoria le ayudó un poco más y señaló: “Ahí participaron varias compañías, no tres, quizá cinco o seis, se escogió a la más favorable y el monto no es lo que ellos dicen, porque se ha ido contratando de acuerdo con la necesidad que se ha tenido”.

Sin embargo, EL NUEVO DIARIO tiene en su poder un documento de la Dirección de Adquisiciones de ENEL, integrada por Jorge Lacayo, José Matus y Miriam Saldaña, que habla claramente de que se “invitó a participar a tres empresas publicitarias para Divulgación Institucional, de las cuales las tres presentaron oferta cumpliendo con lo solicitado en la carta de invitación, todos los precios reflejados en las preformas incluyen IVA”.


Licitación fantasma
El documento fechado el 23 de 2008, señala que las tres empresas fueron PPDSA, Pool Publicidad y Publicidad Mecenas. END solicitó información sobre estas tres agencias ante la Organización Nicaragüense de Agencias de Publicidad, pero ninguna es miembro de la ONAP, es decir, no existen o se constituyeron de un día para otro, pero Martínez Tiffer las defendió en medio de contradicciones.

“No son empresas que se constituyeron ayer, pero cuando uno invita a una empresa si se constituyó ayer, anteayer, hay una oferta, debe haber un respaldo de la compañía que presenta su oferta y si es favorable se escoge, así de sencillo”, dijo, en medio de semejante galimatías.

Añadió que lo que ocurre es que “hay alguna gente que se cree que es la Contraloría, tratando de investigar dizque irregularidades cuando le corresponde a la Contraloría verificar en su momento, si está correcto o no lo que aplicamos en el caso de la publicidad”.


Un monumento a la incoherencia
“Yo no voy a estar justificándole a nadie de ningún medio y menos a EL NUEVO DIARIO, lo que se les ocurre que está pasando porque no es así, y no es soberbia, sino evitar estar desgastándonos en lo que dicen los medios que encuentran como anormal o ilegal; eso le va a corresponder a la Contraloría y que den su fallo”.

“Nunca perdamos de vista que en el país siempre todo tiene un trasfondo político, y que existen medios que le andan buscando pelos a la sopa, y eso se hace dentro de una estrategia señalada contra el Frente Sandinista, y algunos medios y periodistas están enmarcados dentro de esa estrategia de intereses foráneos, no necesariamente nicaragüenses, y EL NUEVO DIARIO está en esa línea de todo contra el Gobierno”, concluyó.



Debemos 20 millones de dólares más a Caruna
El titular de ENEL, en su comparecencia, habló nuevamente del caso de los 20 millones de dólares (388 millones de córdobas) que obtuvo la generadora de la cooperativa Caja Rural Nacional (Caruna), y que luego fueron cargados al Estado, por medio de una reforma presupuestaria relámpago solicitada por el presidente Ortega.

Sin embargo, esta vez no habló de “factoraje” como dijo la semana pasada, sino de un préstamo en el cual Caruna no obtuvo 400 mil dólares por el 2 por ciento de interés, “porque ese 2 por ciento es anual sobre saldo”, por lo que según él puede ser menos si se paga en menos de un año o más si se extiende más de ese tiempo.

Sin embargo, las empresas de factoraje consultadas por END aseguraron que esas operaciones se pueden hacer con un plazo máximo de tres meses, y en este caso más de este tiempo se constituye en un préstamo
Añadió que Caruna hizo los pagos de petróleo que ENEL tiene de la facturación con la petrolera Esso Estándar Oil.


Fenosa no paga
“Fueron casi 40 millones de dólares los que nos suministró Caruna, y lo que se nos dio fue para un abono de la deuda que tenemos. ENEL le debe a Caruna como 20 millones de dólares, y tiene que salir de la tarifa, porque existe un subsidio estatal y lo está cubriendo ENEL porque Fenosa no paga”, finalizó.