•  |
  •  |
  • END

SAN SALVADOR / AFP

La XVIII Cumbre Iberoamericana, en la que participaron 22 mandatarios y representantes de los gobiernos de la región, quedó clausurada este viernes en San Salvador con la firma de una declaración sobre Juventud y Desarrollo y un comunicado sobre la crisis económica mundial.

En el acto de clausura estuvieron presentes los cantantes Shakira, Alejandro Sanz y Fher (Maná), quienes presentaron a los mandatarios iberoamericanos una propuesta de desarrollo integral para niños entre 0 y 6 años.

“150 millones de jóvenes van a recibir los beneficios de estas políticas de Estado”, dijo el Presidente de El Salvador, Antonio Saca, al declarar concluida la reunión que se celebró del 29 al 31 de octubre.

Esta Cumbre de la “mayoría de edad”, como la definió el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tenía como tema central la juventud y el desarrollo, pero estuvo dominada de principio a fin por la crisis financiera internacional que amenaza con contagiar las economías reales de los países de la región.

De ahí, reiteraron, la necesidad de mantener y reforzar los programas sociales para paliar la situación de los sectores más vulnerables.

Durante la sesión plenaria que se celebró el jueves, los mandatarios criticaron la falta de regulación en los mercados e instituciones crediticias. No obstante, las soluciones son diferentes dependiendo del color político de los gobiernos.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, pidió una mayor integración comercial intrarregional y se pronunció a favor de recurrir a la inversión externa para impulsar el desarrollo, mientras que el mandatario de Bolivia, Evo Morales, rechazó el capitalismo porque “jamás resolverá el problema de la humanidad”.

Por su parte, el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reclamó un acuerdo internacional para enfrentar la crisis económica desatada en los países desarrollados y que compromete a los emergentes.

América Latina “en una sola voz quiere participar activamente en la transformación de las organizaciones financieras internacionales”, indicó el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, al referirse al debate que sostuvieron los mandatarios en los últimos tres días sobre la crisis mundial.

Argentina, Brasil y México serán los encargados de llevar esta inquietud de los gobiernos iberoamericanos a la conferencia del G20, que se celebrará el 15 de noviembre en Washington, de la que se espera salga un esbozo para reformar un sistema fallido.

Portugal será la sede de la próxima Cumbre Iberoamericana, que estará centrada por la Innovación y Tecnología.