María Haydée Brenes
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado por medio del cual informa que ha venido realizando todas las acciones que la diplomacia pone al servicio de los Estados, en el caso de la explotación minera Las Crucitas, aprobada por el gobierno costarricense y que viene en detrimento de la cuenca del Río San Juan.

A través de correspondencia diplomática, señala el comunicado, el Gobierno ha manifestado al gobierno costarricense su preocupación por la viabilidad ambientaldel proyecto otorgado por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) a la empresa que ejecutará el proyecto.

“Igualmente se ha hecho del conocimiento de la cancillería de Costa Rica la información suministrada por grupos y organismos ambientales sobre ese particular, especialmente se les manifestó que el Estudio de Impacto Ambiental realizado por la concesionaria no incluye las posibles afectaciones ni la contaminación que podría generar en el Río San Juan, en las reservas y en los pobladores de las zonas aledañas”.

También el Minrex expresa que en las comunicaciones se hizo mención de los compromisos asumidos por Costa Rica en la protección del medio ambiente, todo lo cual es de seria preocupación por parte del gobierno nicaragüense.


Solicitud de revisión oficial
El Minrex destacó que ha sido solicitado al gobierno costarricense de forma oficial la revisión de la resolución de viabilidad ambiental emitida por la Setena, y los estudios de impacto ambiental que rolan en el proceso.

“El pueblo de Nicaragua puede estar seguro de que el Gobierno continuará haciendo uso de los mecanismos que la diplomacia y el Derecho Internacional ponen al servicio de los Estados para casos de esta naturaleza, especialmente cuando está en juego un recurso hídrico tan importante para el país como lo es el Río San Juan de Nicaragua, y diversas áreas que gozan a nivel nacional e internacional de categoría especial, como lo son la Gran Reserva de la Biosfera de Indio Maíz y el Refugio de Vida Silvestre del Río San Juan”, concluye.