•   Culiacán, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El sol, la arena, el mar y la fiesta, ya no son los únicos atractivos de la turística ciudad de Mazatlán, pues desde el sábado, el edificio donde fue detenido el narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín el “Chapo” Guzmán, se ha convertido en el lugar más visitado por turistas locales y extranjeros.

Tras el operativo de la Marina mexicana, que acabó con la detención del gran capo, la torre de condominios Miramar, ubicada en la Avenida del Mar de esta ciudad costera, se convirtió en atractivo turístico, además del lugar más fotografiado del puerto.

Después de que los ojos del mundo se pararan en esta ciudad gracias a la historia que copó las primeras planas de los periódicos, turistas y vecinos, acudieron al edificio donde el “Chapo” pasó sus últimas horas de libertad.

“Los narcotours”

Hoy, los taxistas realizan los denominados “narcotours” por entre 250 o 300 pesos (unos US$19 o US$22), e integran el edificio Miramar y lugares típicos como el monumento a la familia, el Malecón o el Paseo del Centenario.

“Desde el sábado he hecho como unos diez paseos por la ciudad, todos me han pedido el recorrido donde se capturó al Chapo”, contó a Efe el taxista Jaime López. “La verdad, he tenido mucho trabajo porque es la novedad para todos, y al cliente lo que pida”, añadió el conductor de esta turística ciudad del Pacífico mexicano.

“Vine a tomar algunas fotos por curiosidad, me las llevaré como recuerdo de algo que pasó cuando yo estuve de vacaciones en Mazatlán”, dijo un turista que paseaba por la zona.

Hoteles se han llenado

La detención del líder del cártel de Sinaloa, considerado por la revista Forbes uno de los hombres más ricos del mundo, fuera de alejar al turismo lo ha acercado, ya que las reservaciones en hoteles se han “disparado”, informó a Efe el secretario de Turismo del estado, Francisco Córdova Celaya.

“Hemos visto curiosamente un aumento en el número de reservaciones; me dicen (los hoteleros) que los teléfonos no paran de sonar porque la gente quiere venir al puerto”, comentó. Después de que la Marina estuvo a punto de capturarlo el 17 de febrero pasado en una de las casas que utilizaba para esconderse en Culiacán, la capital de Sinaloa, el “Chapo” se trasladó a la ciudad costera, y rentó para tres meses un departamento en la torre Miramar.

Así se sumó Mazatlán. Entre los lugares más visitados en la capital del estado está la Plaza Cinépolis, donde fue asesinado uno de los hermanos de Amado Carrillo Fuentes, el “Señor de los Cielos”, Vicente Carrillo Fuentes, junto a su esposa.

O el estacionamiento del City Club, donde fueron asesinados de 500 balazos Édgar Guzmán López, de 22 años, hijo del “Chapo”, y Arturo Meza Cázares, hijo de Blanca Margarita Cázares Salazar, alias la “Emperatriz”.

Además, la capilla dedicada a Jesús Malverde ha sido retratada en numerosas series, y es frecuentemente visitada, ya que es el santo de los narcotraficantes. La propia ciudad de Mazatlán ya tuvo otros “narcotours”, cuando en 2002, tras la ejecución de Ramón Arellano Félix, los turistas pedían visitar el estacionamiento del Hotel Plaza Gaviotas, donde había sido asesinado el entonces líder del cártel de Tijuana.