•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una prórroga al articulado de la Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, pidió ayer el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, bajo el argumento de que no existen suficientes talleres habilitados para cubrir las certificaciones técnicas vehiculares.

“Una prórroga evitará multas masivas”, añadió. El líder de la cúpula empresarial enfatizó que no existe la capacidad técnica para atender todo el parque vehicular, compuesto por 534,931 automotores, según cifras de la Policía Nacional al primer trimestre de 2013.

“Los únicos talleres que existen para certificar ya están prácticamente saturados (…) los talleres tendrían que estar prácticamente recibiendo alrededor de 1,000 carros al día, y no hay la capacidad técnica”, precisó Aguerri. En el país existen 17 centros autorizados para este tipo de certificación, según información del Ministerio de Transporte e Infraestructura.

El diputado Filiberto Rodríguez, vicepresidente de la Comisión de Gobernación y Defensa de la Asamblea Nacional, señaló que una vez entrada en vigencia la normativa, la Policía Nacional debe dar respuesta, otorgando un tiempo prudencial para hacer efectiva la ley.

“La calcomanía de revisado puede que no la apliquen ahorita, siempre hay ese principio de oportunidad, y dar un tiempo para que los vehículos se actualicen (…) lo que no dejamos establecido es a partir de cuándo, no hay capacidad de hecho, y por eso lo hacen cada dos años”, manifestó.

El legislador opinó que en la reglamentación de la ley, podría fijarse una fecha en la que quede establecido a partir de cuándo se haría efectiva la solicitud de esta calcomanía a los conductores.

El representante del Cosep, en su acostumbrada comparecencia de los miércoles, señaló que estaría buscando alternativas en conjunto con la Policía Nacional para dar respuesta a los pobladores.

La reforma aprobada a inicios de este mes establece que los conductores deben pagar una multa de C$320, en caso de no portar la calcomanía que certifica que su vehículo pasó la inspección técnica mecánica en los talleres. La ley faculta también a la Policía Nacional, a retener el vehículo.

Talleres de Andiva

En la búsqueda de soluciones, el presidente del Cosep señaló que han pedido a la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotores, Andiva, valorar la posibilidad de que puedan también ellos ofrecer este tipo de servicios.

“Esto genera inversión, porque se tiene que invertir en una serie de equipos que hoy no están allí, pero ayudaría a facilitar (la inspección)”, expresó Aguerri. La renovación de esta calcomanía se hará cada dos años.