•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Comunidades indígenas de la Reserva de Biosfera Bosawás pidieron la expulsión de unas cien familias de colonos que se han instalado de manera ilegal en el territorio, y que han deforestando cerca de 1,000 hectáreas de bosques en cinco años.

“La solicitud que tenemos nosotros es que en el plazo de un año se desaloje a los colonos que han usurpado ilegalmente el territorio titulado y que es propiedad de los mayangnas”, dijo el representante del territorio Mayangna Sauni Bu, Oscar Rosales.

Tarea del Gobierno

Además de la pérdida de cobertura boscosa, dos mayangnas han muerto en los últimos dos años como producto de enfrentamientos con los colonos, confirmó Rosales.

El Centro Humboldt se pronunció sobre el caso, recordando al Gobierno que tiene que hacer valer los derechos adquiridos y los títulos de propiedad de los indígenas en la zona, para evitar más confrontaciones y pérdidas de recursos naturales, sin afectar a campesinos que no son invasores.

“Se tiene que hacer, cuidadoso de no aplicar una medida de desalojo de carácter masivo para que no afecte intereses particulares de algunos viejos vivientes”, explicó el subdirector del Centro Humboldt, Víctor Campos.

 

27 acusados por invasores

Desde 2010, al menos 27 personas fueron acusadas de invadir Bosawás, un registrador público y una abogada fueron destituidos, y al menos 30 abogados y notarios fueron investigados.

Aun así, el Gobierno no ha podido detener el avance de la frontera agrícola que provocan los colonos.

 

Tierra Mayangna

Bosawás, históricamente habitada por unas 17 comunidades indígenas, en su mayoría mayangnas. En 1997 la Unesco la declaró Reserva de Biosfera.